Significado de tragedia

¿Qué es “tragedia”?

Se denomina tragedia (del latín tragoedĭa) a un género literario y dramático donde se desarrollan acciones y sucesos que generan espanto, tristeza y compasión en la audiencia o en los lectores. La utilización más usual del término refiere a un tipo de representación teatral opuesta a la comedia, donde los personajes se enfrentan a fuerzas misteriosas que operan en su contra, provocando su sufrimiento y destrucción.

También se dice que una tragedia es un evento o suceso de la vida real donde las personas atraviesan experiencias negativas, que les provocan sufrimiento, tales como la pérdida de un ser querido o una mala situación laboral o profesional.

Una tragedia también puede hacer referencia a una catástrofe natural (tales como inundaciones, sequías, terremotos, huracanes) o a catástrofes producidas por la acción humana (incendios, bombardeos, ataques terroristas) que provocan la pérdida de vidas humanas.

En el lenguaje coloquial, se utiliza la expresión “hacer una tragedia”, para referirse a una persona que le atribuye a una situación o a un evento determinado un carácter trágico y problemático que no tiene.

La tragedia como género dramático

El origen de este género artístico se encuentra en la Antigua Grecia, donde diversos autores y dramaturgos tales como Tespis, Frínico, Esquilo, Sófocles y Eurípides, compusieron obras clásicas que mantienen su vigencia moral incluso en la actualidad, tales como “Los siete contra Tebas”, “La Orestíada”, “Edipo Rey”, “Antígona”, entre otras.

Estas tragedias griegas buscaban generar una catarsis (o purgación de sentimientos) en el espectador, y presentaban situaciones donde el protagonista debía enfrentar las adversidades impuestas por los dioses y rebelarse con su “hybris” (orgullo insolente o soberbia). Por esta razón, a cierto tipo particular de tragedia se las llamaba tragedias de sublimación, donde el protagonista lograba enfrentar las adversidades para convertirse finalmente en un héroe.

En épocas posteriores, surgieron diversos dramaturgos de varios países que alcanzaron renombre mundial gracias a la complejidad y profundidad de sus tragedias. Entre ellos podemos mencionar al inglés William Shakespeare, al francés Voltaire, al alemán Goethe y al español Calderón de la Barca.

Los personajes de una tragedia dramática deben enfrentarse de manera inevitable a situaciones conflictivas, que pueden estar causadas por dioses (como ocurría en las tragedias griegas), por otros personajes o por eventos naturales o históricos. Las tragedias generalmente llevan hacia la fatalidad, donde el protagonista (u otro personaje importante) acaba muerto, herido, o moralmente derrotado.

Partes de la tragedia griega

De acuerdo a la clásica conceptualización del filósofo griego Aristóteles, una tragedia se compone de tres partes.

  • El prólogo: antecede a la entrada del coro y que da la ubicación temporal de la historia y relata el pasado del héroe.
  • Los episodios: se da un diálogo entre el coro y los personajes y entre los mismos personajes.
  • El éxodo: plantea el reconocimiento por parte del héroe de sus errores y el sufrimiento del castigo divino.

Además, el coro se divide a su vez en el párodo y el estásimo, siendo el primero la entrada del coro, donde se realizan cantos líricos y danzas de avance y retroceso; y el segundo una nueva entrada del coro, mediante la cual el autor expresa sus ideas políticas, filosóficas, morales o religiosas.

Artículos Relacionados:

Cómo citar este texto

Enciclopedia de Clasificaciones. (2016). Significado de tragedia. Recuperado de: http://www.tiposde.org/arte/1002-significado-de-tragedia/