A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Enviar por email


Tipos de raíces


La raíz es un órgano propio de las plantas, el cual suele crecer en el interior de la tierra, en sentido inverso al tallo. Tiene dos funciones esenciales: fijar la planta al suelo y absorber el agua y los nutrientes del mismo.

 

Según su origen las raíces se clasifican en:

PIVOTANTE O TÍPICA: esta clase de raíz es posible encontrarla en las plantas de gran altura. Esta constituida por un eje principal, el cual se introduce de manera vertical en la tierra. De dicho eje, además, surgen varias ramificaciones. Ejemplos de plantas con raíces pivotantes o típicas son: el poroto, los árboles de limón y mango, el ceibo, etc.

ADVENTICIAS: esta clase de raíces no se desprenden de la radícula embrionaria, sino que tienen su origen en tallos, hojas o alguna porción del vástago. Su tamaño suele ser uniforme y esta constituido por conjuntos radicales resistentes. Un ejemplo son los cereales.

 

Según su hábitat:

SUBTERRÁNEAS: las raíces subterráneas son aquellas que se originan y desarrollan en el suelo. Una característica es el copioso pelo radicular que la conforma.

ACUÁTICAS: las raíces acuáticas, como su nombre lo indica, se despliegan en el agua y zonas pantanosas.

AÉREAS: son aquellas que están en contacto con el aire. Se nutren de los elementos dispersos en la atmósfera.

 

Por su duración:

ANUALES: estas raíces conforman las plantas que brotan, florecen y mueren durante el transcurso de un año. Por ejemplo, el trigo.

BIENALES: tiene dos períodos:

Primer período vegetativo: en esta fase, la planta desarrolla ramificaciones cortas. Por otro lado, originan una serie de nutrientes que son reservados en la raíz. Las plantas con este tipo de raíz suelen precisar frío para poder florecer.

Segundo período de multiplicación: durante el segundo año, se desarrollan las varas que contienen a las flores, y la planta comienza a utilizar aquellas sustancias almacenadas en la raíz.

PERSISTENTES: crecen en las plantas cuyo ciclo vital se extiende por más de dos años, como árboles y arbustos.

 



Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.


Artículos Relacionados: