Tipos de fuego

La palabra fuego designa a toda reacción química de cualquier tipo de materia combustible, que incluye aparición de llamas, calor y dióxido de carbono. Se lo incluye dentro de los procesos de carácter exotérmico, es decir, con desprendimiento de energía.

FUEGO DE CLASE A:  esta clase de fuego es el que se produce cuando lo que arde son materiales combustibles sólidos, tales como papel, madera, plástico, fibra, textiles, corcho, cartón, etc. al quemarse, dichos elementos dejan cenizas. El símbolo que caracteriza a este tipo de fuego es la letra A, dentro de un triangulo color verde.

FUEGO DE CLASE B: esta tipología la constituyen aquellos líquidos de carácter inflamable, los cuales queman la superficie sin dejar materia residual alguna. Aquí encontramos la gasolina, pintura, barniz, alcohol, solventes, etc. Dentro de este apartado no se incluyen a los aceites o grasas, pero sí a aquellos gases de carácter inflamable como suelen ser el butano y el propano.

FUEGOS DE CLASE C: aquí se encuentran involucrados equipos eléctricos tales como transformadores, motores, etc. Si se descarta la corriente eléctrica, el fuego que se genere, se podría incluir en alguna de las otras tipologías.

FUEGO DE CLASE D: es aquel fuego que se origina por la presencia de metales inflamables, por lo que recibe el nombre de fuego metálico. En esta categoría se incluyen el sodio, potasio, titanio, magnesio, entre otros. Esta clase de llamas solo es posible apagarlas con la utilización de líquidos especiales.

FUEGO DE CLASE K: en éste encontramos a todas aquellas llamas producidas a partir de aceites y grasas para cocinar.

Artículos Relacionados:

Cómo citar este texto

Enciclopedia de Clasificaciones. (2016). Tipos de fuego. Recuperado de: http://www.tiposde.org/ciencias-naturales/207-tipos-de-fuego/