A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Enviar por email


Tipos de suelos


El suelo es la cubierta superficial y sin consolidar que recubre la superficie rocosa propia de los continentes.  Está compuesto por materia sólida, aire, agua, material orgánico y minerales. Existen distintos tipos de suelo, según la clasificación que se tome. Una de ellas es:

1) Suelos azonales: estos son inmaduros, se ubican en las primeras etapas de desarrollo ya que carecen de límites bien marcados y no tienen grandes influencias climáticas. Dentro de esta categoría existen los siguientes:

  • Regosoles: conformados sobre materiales no consolidados y recientes como arena, dunas o aluviones.
  • Litosuelos: conformados sobre la roca madre en la que la naturaleza aún no ha logrando afectar su evolución.

2) Suelos interzonales: estos son poco evolucionados y reflejan la influencia del mal drenaje y de la roca madre. En esta categoría existen cinco tipos:

  • Ranker: es aquel que se encuentra sobre rocas silíceas, en lugares de bajas temperaturas, montañosos y con pendientes marcadas. Además carece de carbonatos.
  • Rendsina: es de menos espesor, se ubica sobre en climas diversos, sobre rocas calizas.
  • Salinos: como su nombre indica, poseen grandes cantidades de sal, se ubican en climas secos, tienen poca vegetación y humus.
  • Gley: se ubican en zonas húmedas y pantanosas, son ricos en humus y en ellos se suele acumular hierro, lo cual le confiere un tono gris azulado.
  • Turberas: se encuentran sobre zonas encharcadas, es un suelo ácido donde abunda la vegetación y la materia orgánica.

3) Suelos zonales: son suelos altamente evolucionados y maduros que se caracterizan por verse condicionados por la actuación prolongada del clima. Dentro de esta categoría encontramos siete clases de suelos:

  • Tundra: este se ubica en latitudes altas, su evolución es lenta y se caracterizan por tener poca vegetación y bajísimas temperaturas.
  • Podsol: también se ubica en suelos fríos y húmedos, con abundantes precipitaciones. Posee tierras grisáceas, es arenoso y ácido y en él abunda el humus. Se ubica en latitudes medias.
  • Tierra parda de bosque: al igual que los dos anteriores, también se localiza en climas fríos y es rico en humus y también se encuentra en latitudes medias y climas fríos.
  • Mediterráneos: en latitudes medias y clima templado, este suelo se caracteriza por presenciar veranos secos, ser arcilloso y tener poco humus. Suelen ser rojizos.
  • Chernoziom: también en climas templados, son muy desarrollados y fértiles. El humus y hierro abundan en estos suelos. También se ubican en climas templados y latitudes medias.
  • Lateritas: se caracterizan por su clima sumamente lluvioso, cálido y ecuatorial por estar ubicados en una latitud intertropical. Tienen un gran espesor y una costra dura de color roja. Están compuestos por hierro y aluminio.


Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.


Artículos Relacionados: