A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Enviar por email


Tipos de frutos


El fruto es el órgano de la planta que posee semillas y conforma el ovario maduro de la flor. Existen distintos tipos de frutos, dependiendo de la clasificación que se utilice. Algunas de ellas son:

Según su naturaleza:

Frutos simples: estos provienen de una sola flor y están conformados por los carpelos de ellas. Estos frutos se pueden dividir en monocárpicos y policárpicos. Los primeros son aquellos que proceden de un gineceo monocapelar, los segundos en cambio, provienen de gineceos conformados por más de un carpelo.

Frutos agregados: estos provienen de flores que poseen varios pistilos o carpelos libres y separados. Cada uno de estos produce estructuras independientes en el interior de la flor. Dentro de los frutos agregados hay distintas variedades. Una de ellas es el poliaquenio, que se caracteriza por la presencia de varios frutos indehiscentes y secos en la misma flor. Por otro lado están las polibayas que es cuando en una misma flor se forma más de un fruto carnoso. Los polifolúculos es cuando numerosos frutos con endocarpo pétreo y carnosos se desarrollan en la misma flor. En cuarto lugar se encuentran las polidupras, estas están compuestas por varios frutos con prolongaciones y que se caracterizan por ser secos e indehiscentes.

Frutos complejos: en estos frutos no sólo se desarrolla el ovario maduro sino también otras partes de la flor y constituyen así una unidad. Se caracterizan por tener una sistematización compleja y muchas veces contienen frutos simples.

Frutos compuestos, infrutescencias o sincarpos: todas las flores de la inflorescencia forman parte de una estructura que si bien tiene la apariencia de un solo fruto, es en realidad un conjunto de ellos. En estos frutos muchas veces participan otras partes de la flor y hasta el eje de la inflorescencia.

Según la forma de dehiscencia y la textura de sus paredes:

Frutos secos: estos se caracterizan por la sequedad del pericarpo cuando está maduro. De acuerdo a la dehiscencia, estos se dividen en: dehiscentes e indehiscentes. Los primeros se caracterizan por abrirse para poder liberar su semilla mientras que los segundos retienen la semilla y no se abren.



Frutos carnosos: estos son siempre indehiscentes y su pericarpo, cuando se encuentra maduro, es jugoso y carnoso.

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.


Artículos Relacionados: