A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Enviar por email


Tipos de nubes


A las masas de vapor de agua suspendidas en la atmósfera se las conoce bajo el nombre de nube. A estas se las puede clasificar, entre otras cosas, por su altura.

Las nubes de baja altura son aquellas que se ubican a un máximo de dos kilómetros de altura, entre ellas se encuentran:

Stratocumulus: estas nubes, suelen ser indicadoras del mal tiempo, aunque no son causantes de grandes precipitaciones, sino de algunas nevadas o lloviznas. Poseen un color oscuro, grisáceo, tienen forma redondeada y un gran tamaño. Se las puede encontrar agrupadas o en línea.

Stratus: estas nubes suelen causar lloviznas, son las que se encuentran a menor altura (entre 0 y 1000 kilómetros) y cuando bajan al ras del suelo conforman nieblas. Se encuentran en capas grisáceas, con una base uniforme.

Cumulus: estas nubes poseen la apariencia del algodón, cuyos límites están bien definidos, se conforman de manera vertical. Estas nubes suelen ser las causantes de los tonados, granizo y mangas de agua.

Cumulonimbus: estas nubes poseen forma de espiral, mientras que su base se ubica a menos de 2 km de altura, la cima puede alcanzar hasta los 20 km. Adquieren esta forma por estar compuestas por aire húmedo y caliente que las eleva. Se las encuentra de manera aislada o agrupadas y se las asocia con el mal tiempo y las fuertes tormentas.

Las nubes de altura media se ubican entre los dos y seis kilómetros de altura, en ellas se ubican:

Altocumulus: estas nubes son de color blanco o grisáceo y se ubican en forma de parche o en capas. Estas nubes conforman un frente frío y su presencia indica que se conformarán nubes de tormenta en las próximas horas.

Altostratus: estas nubes, causadas por masas de aire condensado, adquieren la forma de una lámina de color gris.

Nimbostratus: están conformada por capas grisáceas que logran tapar la luz del sol. Suelen causar precipitaciones con poca intensidad aunque prolongadas.

Las nubes altas se encuentran entre los 6 y 12 kilómetros de altura. Aquí se encuentran:

Cirrus: estas nubes no presentan límites bien marcados, sino que se ubican en largas extensiones en forma de bandas finas. Están compuestas por cristales de hielo y su abundante presencia se la asocia con tifones y huracanes.



Cirrostratus: estas nubes blancuzcas se caracterizan por cubrir grandes extensiones y forman velos fibrosos. Al igual que el cirrus, también están compuestas por cristales de hielo.

Cirrocumulus: cuando los cirrostratus o cirros se calienta, producen los cirrocumulus, también conformados por hielo. Se ubican a tan elevadas alturas que no logran generar sombras.    

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.


Artículos Relacionados: