• Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Enviar por email


Tipos de volcanes


Se le llama volcán a aquellas aberturas que se encuentran en la corteza terrestre, ya sea sobre las placas submarinas o bien sobre la superficie terrestre. Por estas aberturas se despiden materiales rocosos fundidos y gases.

Existen distintos tipos de volcanes, según el tipo de erupción que presenta, o según la estructura que poseen.

Según sus erupciones:

Volcanes hawaianos: Tienen una actividad explosiva poco común, liberan gases de manera tranquila, que pueden impulsar lava hasta 500 metros de alto. Se dan numerosas salidas de fluido magma que logra conformar importantes lagos o ríos de lava. Esta, suele salir por fisuras ubicadas a los costados de la estructura volcánica y no por el cráter. Poseen forma de escudo y  pendientes suaves. Esta clase de volcanes está presente en Hawaii, de allí su nombre.

Volcanes estrombolianos: Generan lava con menor fluidez que los anteriores, lo que hace que constantemente explote de forma pastosa expulsando gases. Esta variedad de volcán se caracteriza por conformar de manera veloz conos de escoria. Ejemplos de estos son los volcanes ubicados en el mar Mediterráneo: los Stromboli y en Kamchatka: Kiluchevski.

Volcanes vulcanianos: Sus erupciones, acompañadas por gases compuestos de cenizas, rocas y arena, no se dan con demasiada frecuencia. A pesar de esto, son violentas ya que poseen magma viscoso que dura poco tiempo en estado líquido por su contacto con el aire. Algunos ejemplos de estos volcanes son el Vesubio y el Vulcano (por eso su nombre) ubicado en el Mediterráneo.

Volcanes plinianos: Producen erupciones de extrema violencia, capaces de expulsar a grandes alturas columnas de trozos de rocas y gases e incluso por fragmentos de la estructura volcánica.

Volcanes vesubianos: Las presiones de gases son extremadamente fuertes en los volcanes vesubianos, que logran causar explosiones de intensa violencia. Producen nubes cuyas precipitaciones son de cenizas.

Según su forma o estructura:

Estratovolcán: Esta clase de volcán posee forma de cono y contiene un cráter ubicado en su centro. Su estructura está compuesta por una seguidilla de capas compuestas por cenizas, arena, lava y escoria que se produjeron a causa de las erupciones.



Calderas: Estos volcanes producen erupciones de gran importancia que causan el derrumbe de la estructura volcánica, dejando una caldera o cráter de inmenso tamaño.

Volcanes tipo escudo: Son montañas de gran tamaño cuya pendiente es suave y se conforman por numerosas capas de erupciones muy fluidas.

Domo de lava: Estos tienen estructuras de menor tamaño que los anteriores, sus pendientes son marcadas y se forman con el cúmulo de cenizas incandescentes, lava sumamente viscosa y flujos de bloques.

Cono de escoria o cenizas: Estos volcanes están compuestos de escoria y cenizas, tienen forma de cono y no son de gran tamaño.

Si deseas leer más artículos parecidos a clasificación y tipos de volcanes, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Ciencias Naturales.

Artículos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.