A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Enviar por email


Tipos de resistencias eléctricas


El fenómeno de resistencia eléctrica, descubierto por Georg Ohm en el año 1927, está vinculado con la oposición con la que se encuentra la corriente eléctrica  a la hora de circular en una determinada sustancia. Esta resistencia se expresa en Ohmios. Dentro de la física, el concepto de resistencia también alude a aquellos componente electrónicos que han sido creados para la introducción de de resistencia eléctrica entre dos puntos de un determinado circuito.

Se puede hablar entonces de las siguientes resistencias eléctricas:

De hilo bobinado: estas resistencias fueron las primeras en producirse y aún hoy siguen siendo utilizadas para potencias con disipaciones elevadas. Las resistencias de esta clase están compuestas por hilo bobinado conductor que posee forma de espiral y que se coloca sobre un material cerámico. Esta variante se suele utilizar en aquellos casos en los que se precise una importante estabilidad térmica, resistencias no muy altas, potencias de pocos watios y estabilidad del valor de la resistencia por un prolongado período de tiempo.

De carbón prensado: las resistencias de este tipo son también de las más antiguas y están compuestas por grafito en polvo comprimido que adquiere forma de tubo.  Este tipo de resistencia se caracteriza por su inestabilidad ante la temperatura, su elevada tolerancia, también por emitir ruidos térmicos altos y por su sensibilidad al transcurso del tiempo.

De película de carbón: este tipo de resistencia está compuesta por una película de carbón que es colocada en el interior de un tubo de cerámica. A diferencia de las anteriores, tienen una mayor resistencia al paso del tiempo y su estabilidad térmica es superior. Además de esto, no presentan un ruido térmico tan elevado como las de carbón pesado.

De película de óxido metálico: al igual que las resistencias anteriores, estas son las más utilizadas actualmente. En cuanto a su fabricación, se aproximan a las de película de carbón, pero con respecto a su funcionamiento, son similares a las que de película metálica. El uso de esta variante es bastante reducido.  Un ejemplo en donde son utilizadas es en las aplicaciones militares sumamente exigentes. 

De película metálica: también muy utilizadas actualmente, esta versión presenta una estabilidad y ruidos térmicos mejorados en relación con las anteriores. Se caracterizan por resistir mejor el paso del tiempo y por poseer un coeficiente de temperatura poco elevado.



De metal vidriado: estas resistencias resultan similares a las anteriores pero con la diferencia de que la película metálica es reemplazada por vidrio compuesto con polvo metálico. Gracias al vidrio, estas pueden resistir mejor la inercia térmica, por lo que se comportan de forma más eficiente frente a las sobrecargas. La desventaja que presentan estas resistencias es que su coeficiente térmico no es muy bueno.

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.


Artículos Relacionados: