Tipos de dinosaurios

Los dinosaurios son los reptiles que vivieron durante el periodo mesozoico –una parte de la escala temporal geológica que inició hace 245 millones de años y finalizó hace 65 millones de años-. Se caracterizaban por ser ovíparos y por poseer una piel dura y escamosa, aunque algunos estudios confirmaron que hubo especies que tenían plumas.

Podemos nombrar diversos tipos de dinosaurios según la estructura de la cadera:

  • Los Sauristiquios, o caderas de reptil, un grupo de animales cuyo hueso púbico apuntaba hacia delante, similares a los lagartos y cocodrilos de hoy. Tenían aberturas grandes para reducir el peso del cráneo, y los dientes, dispuestos en el borde exterior de la mandíbula. Hay tres tipos de Sauristiquios:
    • los Terópodos, carnívoros y bípedos;
      • Herrerasaurios: son los más primitivos que vivieron durante finales del Triásico y no llegaron al Jurásico. Medían entre 2 y 11 metros, tenían dientes puntiagudos y curvados, cuello corto, brazos largos y patas alargadas. Algunos géneros fueron: Sinosaurus, Walkeria, Frenguellisaurus y Staurikosaurus.
      • Celurosaurios: este es un grupo grande de dinosaurios depredadores de pequeño a mediano tamaño. Poseían cuellos prolongados con flexibilidad, dientes filosos y chicos, alargas patas traseras que les permitían correr velozmente, patas delanteras bastante grandes, garras afiladas y colas extensas. Estuvieron desde los tiempos del Triásico tardío al final del Cretácico, hace alrededor de 231 a 66 millones de años. En este grupo estaban incluidos algunos de los dinosaurios de menor tamaño; el Compsognathus era uno de los más pequeños, de unos 70 centímetros de longitud, el Coelophysis, que medía solamente tres metros de longitud y el Avimimus.
      • Deinonicosaurios: un conjunto de feroces dinosaurios predadores que vivieron en la Tierra durante el período Cretácico, aproximadamente hace 144 – 65 millones de años. La característica de estos animales era una uña en forma de hoz en el segundo dedo del pie. Eran relativamente pequeños, muy ágiles y su longitud variaba de 2 a 4 metros. Tenían los ojos colocados a ambos lados de la cabeza, lo que les proporcionaba un campo visual más amplio. Se pensaba que comprendían dos subgrupos principales, los Dromeosáuridos, tales como Deinonychus y Dromaeosaurus, y los Troodóntidos, como Troodon.
      • Ornitomimosaurios: este tipo de dinosaurio vivió en tiempos del Jurásico superior al Cretácico tardío. Poseían picos sin dientes, al contrario que los pequeños Terópodos, cuyas mandíbulas contaban dientes chicos y afilados. Los Ornitomimosaurios, que quiere decir reptiles que imitan a las aves, tenían algunos rasgos en común con el avestruz moderno: cabeza pequeña con un pico ajustado y alargado, cuello extenso y poderosas extremidades posteriores. Ejemplos: Gallimimus, Ornithomimus, Struthiomimus y Dromiceiomimus.
      • Ovirraptorosaurios: eran reptiles ladrones de huevos, desdentados y habitaron en el Cretácico tardío, tales como Oviraptor. También tenían rasgos parecidos a los del avestruz actual, pero sus picos eran cortos.
      • Carnosaurios: eran un grupo que incluye a los mayores dinosaurios carnívoros. Variaban de tamaño desde los seis metros a los 15 metros de largo, y llegaban a pesar alrededor de seis toneladas y media. Existieron desde el principio del Jurásico hasta el Cretácico tardío, hace 208 y 66 millones de años. Los Carnosaurios típicos, como el Tyrannosaurus y el Allosaurus, tenían grandes cabezas, cuellos cortos,  fuertes extremidades posteriores y colas rígidas y pesadas para equilibrarse. Probablemente cazaban consumidores de plantas, y eran los más asombrosos de todos los dinosaurios predadores, con mandíbulas enormes y dientes curvos con bordes aserrados que llegaban a medir hasta 18 centímetros;
    • los Sauropodomorfos, principalmente cuadrúpedos y herbívoros:
      • Prosaurópodos: eran un grupo de dinosaurios que habitaron desde finales del Triásico al principio del Jurásico, hace 231 y 188 millones de años. Los más primitivos tenían el cuello largo y la cabeza chica. Todos eran comían plantas o hierbas y engullían piedras para la digestión. Las especies más pequeñas, como los Thecodontosauridae y los Anchisaurus medían dos metros de longitud y no pasaban de los 25 kilogramos, mientras que las más grandes, como los Yunnanosaurios, llegaban a los siete metros de longitud.
      • Saurópodos: A mediados del Jurásico, se hallaban divididos en dos grupos principales: las Macronaria y Diplodocomomorpha, que tenían cuellos bien alargados para alcanzar la vegetación alta. Los primeros incluyen a los Brachiosaurios y el Camarasaurius que tenían patas delanteras más largas que las traseras, una cabeza globosa, dientes fuertes y cola corta. Los segundos, las patas traseras más largas que las delanteras, cola larga, cuerpos estilizados y cabeza pequeña y larga con poca dentadura, como Diplodocus, Apatosaurus y Seismosaurus. A fines del Jurásico aparecieron especies gigantescas como el Ultrasaurus. Durante finales del Cretácico estuvieron los Titanosauridos, que eran más pequeños a las formas anteriores: medían unos 12 metros y tenían una apariencia uniforme. Otro género de este grupo es el Argentinosaurus, que llegaba a los 40 metros de longitud;
    • y los Segnosaurios: También llamados reptiles lentos. Se supone que sus esqueletos están compuestos por una mezcla de partes diferentes de otros dinosaurios. Tal vez usaban sus minúsculos dientes puntiagudos para atrapar peces y usaban las garras de sus dedos para defenderse. Como sus patas eran anchas, podían ser buenos nadadores. Un ejemplar es el Segnosaurus, con siete metros de largo, patas delanteras de tres dedos y las de atrás de cuatro.
  • Los Ornistiquios, o caderas de ave, una subdivisión de dinosaurios que tenían el pubis rotado hacia atrás y permanecía paralelo al isquion. Todas las especies de este grupo se alimentaban de hierbas. Poseían un pico cornudo, un hueso extra en la mandíbula inferior, y dentadura en forma de hoja. A muchos les faltaban los dientes frontales pero contaban con potentes molares, bolsas en los carrillos y muchos tendones óseos que enderezaban la columna vertebral. Hay tres estilos de ornistiquios:
    • Ornitópodos: vivieron desde el Jurásico inferior hasta el Cretácico superior. La evolución del grupo es muy incierta, pero se afirma que las ramas sufridas del conjunto basal originaron los siguientes cuatro grupo principales:
      • Heterodontosauridae: eran pequeños bípedos que medían alrededor de un metro de longitud. Su cráneo era bastante fuerte como su dentición. Una de las especies más conocidas fue Heterodontosaurus tucki.
      • Hypsilophodontidae: eran dinosaurios activos y chicos. Uno de los géneros más conocidos era Hypsilophodon  que era un animal que podía escapar de peligros rápidamente. Su pico córneo tenía dientes en la parte de arriba y los carrillos tenían los bordes filosos y unas bolsas donde almacenaban comida. Posiblemente se alimentaban de equisetos y helechos.
      • Iguanodontidae: pertenecían al género Iguanodon, “dientes de iguana”. Eran altos, con costillas laterales y cinco dedos en las manos. Iguanodon bernissartensis era una especie de 11 metros de longitud de este subgrupo.
      • Hadrosauridae: eran cuadrúpedos capaces de mantener una postura bípeda. Su tamaño era entre 3.5 y 15 metros de longitud, su cabeza era grande y el pico córneo tenía bacterias dentales muy complejas que eran usadas para triturar los vegetales. Las manos poseían cuatro dedos y las patas tres en forma de pezuñas. Su cráneo remetía la presencia de una cresta en la que se prolongaban sus fosas nasales. Una de las especies era Hadrosaurus foulkii.
    •  Tireóforos: el grupo de dinosaurios más acorazado que hubo. Todos eran cuadrúpedos y algunos se podían reincorporar sobre las patas traseras. Tenían la cabeza pequeña, la cola larga y un cuerpo grande. Eran herbívoros y poseían unos los dientes pronunciados y achatados. Unos tenían placas, otros púas, algunos escudos, varios protuberancias y cuernos. Un género ejemplar es el Tatisaurus.
    • Marginocéfalos: significan “reptiles con bordes”. Se dividen en dos grupos:
      • Paquicefalosaurios: vivieron durante el Periodo Cretácico. Eran dinosaurios bípedos de unos cuatro metros y medio de longitud y pesaban dos toneladas. Su característica más llamativa era el casco de hueso compacto, de hasta veinticinco centímetros de grosor, que formaba una especie de cúpula semiesférica en la parte superior del cráneo. Pachycephalosaurus, uno de los géneros de este grupo.
      • Ceratopsios: significa ojo con cuerno. Los llaman así por las grandes astas que tenían algunos de estos dinosaurios sobre la frente. Como los rinocerontes de hoy, todos eran cuadrúpedos ya que no podían alzarse sobre las patas traseras por el gran peso del cráneo. Exhibían estructuras óseas en forma de gola y protuberancias óseas sobre el cuello. El más conocido es el Triceratops.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Clasificaciones (2017). "Tipos de dinosaurios". Recuperado de: http://www.tiposde.org/ciencias-naturales/757-tipos-de-dinosaurios/