A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Enviar por email


Tipos de cuerpos


El cuerpo humano es una estructura conformada por diferentes extremidades, que le otorgan su forma característica, diferenciándolo de los animales. No existen dos cuerpos iguales. Es por esto que un día el psicólogo William Sheldon, inventó una categorización de los cuerpos, con el fin de relacionar los diferentes organismos humanos con sus modos y conductas.
La forma de los cuerpos de los individuos, se establece por la incidencia de varios factores como pueden ser la naturaleza ósea, el metabolismo, la masa muscular y la propensión para reservar grasas. Este psicólogo, los clasificó en tres categorías. Si bien en la actualidad se sigue utilizando esta clasificación, algunos profesionales concuerdan en que está un poco desactualizada porque existen muchas más clasificaciones posibles, por lo que optan por usar como base la ordenación de Sheldon y guiarse por alguna otra como la clasificación frutal, en donde se pueden diferenciar cuerpos con forma de manzana y de pera.
 

 

Clasificación en base a características somáticas:

Endomorfos: Los humanos con esta particularidad, poseen predisposición al sobrepeso por tener un metabolismo muy lento: almacenan grasas sin dificultades y de una manera muy fácil. Las particulares de este tipo de cuerpo son: consistencia blanda, con músculos poco desarrollados, un físico de aspecto redondeado, con dificultad para disipar peso, y la ventaja de ganar masa muscular fácilmente:

cuerpos endomorfos

Ectomorfos: Corresponde a las personas de contextura delgada, y sus extremidades son alargadas. Mayormente se piensa que tienen un peso de consideración baja en proporción al peso “normal”, pero esto ocurre porque tienen problemas para ganar masa corporal.

Una de sus principales dificultades, es la asimilación acelerada de los alimentos que comen, significando el mal aprovechamiento de los mismos. A este tipo de personas se las puede distinguir por algunas características puntuales como poseer un físico frágil, por su delgadez, por tener hombros pequeños, pecho plano y ser levemente musculado:

cuerpos ectomorfos

Mesomorfos: son cuerpos que nacen con predisposición a una contextura musculosa y deportiva. Tienen la ventaja de no necesitar ser demasiado escrupulosos con su dieta. Sin embargo, tienen muchísimas más posibilidades y  facilidad para aumentar de peso, que la persona con características ectomórficas, y a causa de esto, deben controlar ese punto en particular. Son característicos los físicos duros y con marcada musculatura; en el sexo femenino se puede observar con forma de reloj de arena, mientras que en los varones se distinguen en forma de V o cuadrado. Es de destacar que poseen una postura excelente:

cuerpos mesomorfos

 

Clasificación frutal:

Esta clasificación se basa en la acumulación de grasa corporal. Se pueden distinguir dos casos, teniendo en cuenta el área en donde se visualiza una clara acumulación de tejido adiposo; la figura puede diferenciarse en dos formas de frutas.

Si el volumen de tejido graso se acumula en glúteos, muslos y cadera, estamos hablando con una persona con físico de pera:

cuerpos con forma de pera

En cambio si la grasa se manifiesta en la zona del abdomen, es definitivamente un físico en forma de manzana:

cuerpos con forma de manzana

 

Clasificación con figuras geométricas:

La morfología, a través de esta categorización, demuestra que todos tenemos el mismo organismo pero con diferentes estructuras físicas. La anatomía se determina por las características estructurales que posea la persona, que además varía según el sexo. Habitualmente, aunque no están exentos de transformación muscular, los varones, suelen gozar de formas similares, que varían entre triangular o rectangular. En oposición,  las mujeres experimentan otras figuras. A continuación, todas las posibles:



Cuerpo ovalado: usualmente se considera que las personas que poseen este tipo de estructuración, se encuentran por arriba de su pesaje ideal. Se caracterizan por no manifestar una forma detallada, hombros redondeados, sin prueba de que exista cintura delimitada y resaltando su parte más sobresaliente, la zona abdominal:

cuerpos con forma ovalada

Cuerpo triángulo: Se destaca la proporción de la cadera más extensa, con respecto a la estructura de los hombros. Podemos observar un tipo de cintura muy acentuada. Los individuos, en su mayoría del sexo femenino, que poseen este tipo de anatomía, suelen disfrutar de un vientre llano, y un busto pequeño. Esto sucede porque en estos organismos se almacena la grasa mayormente en la superficie de las caderas:

cuerpos triangulo

Cuerpo triángulo invertido: Su característica principal es que sobresalen los hombros por encima de las caderas. Proporcionalmente son más grandes, por lo tanto el busto también lo es. Por otro lado, la cintura, no se encuentra ausente, sino más bien se localiza en un punto medio de definición, ni muy pronunciada, ni ausente. Por lo general las piernas tienen un aspecto delgado. Es la antítesis del cuerpo con forma de triángulo:

cuerpos triangulo invertido

Cuerpo rectángulo: Por lo general no se observa en ellos una cintura delimitada. Los hombros se presentan de manera alineada y estructurada con respecto a la cintura. Es un cuerpo con proporciones similares, con respecto a los hombros, busto y caderas, alineado proporcionalmente. La característica a resaltar, por lo que se puede considerar a un cuerpo “rectángulo”, es que no ostentan curvas definidas:

cuerpos rectangulo

Cuerpo reloj de arena: Es uno de los físicos más anhelados por las mujeres, ya que se determina por tener caderas y hombros de volumen uniforme. Mostrándose con la cintura marcada y delimitada. Generalmente presenta busto acentuado y piernas estilizadas. Es un físico con aspecto curvo:

cuerpo reloj de arena

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.


Artículos Relacionados: