Tipos de residuos

Qué son los residuos

Los residuos son productos de desecho que generan a diario las personas en sus hogares así como los trabajadores durante las actividades productivas que integran la cadena económica. Esos productos de desecho, que pueden ser sólidos, líquidos o gaseosos, en general no poseen valor por falta de tecnología rentable para su reutilización o bien dada la ausencia de un mercado estable que lo demande. Se sabe que la cantidad de residuos aumenta con el número de habitantes, el desarrollo industrial y el crecimiento económico.

Como la acumulación de residuos puede originar diversos inconvenientes (proliferación de roedores e insectos, contaminación de ríos y acuíferos, malos olores, etc.), en las sociedades actuales esto se trata de evitar mediante la gestión de los residuos, que es la planificación fundada de lo que se debe hacer con los residuos a medida que aparecen en el ecosistema.

Clasificación y Tipos de residuos

Los residuos se pueden clasificar sobre la base de distintos criterios:

Por su estado físico: sólidos, líquidos, gaseosos

Por su actividad una vez que ingresan al ecosistema: inertes, activos, radiactivos.

Por su origen: primario, secundario o terciario.

 

Los de origen primario son los que se generan durante actividades productivas básicas de aprovechamiento de recursos naturales; algunos ejemplos son:

1. Agropecuarios (estiércol, bagazo)

2. Forestales (no se deben acumular por el riesgo de incendio).

3. Mineros: incluyen los procedentes de las etapas de prospección, extracción y almacenamiento, y pueden ser sólidos o líquidos. Ejemplo: metales pesados.

4. Asociados a la extracción de petróleo

 

Los de origen secundario son los que se generan durante la fabricación de alimentos, artículos de consumo cotidiano, electrodomésticos, o en procesos específicos. Se dividen en dos categorías básicas, industriales y radiactivos, la primera de ella con diversos subtipos:

 

Industriales:

a. Inertes: son los que no sufren transformaciones físicas, químicas o biológicas significativas. No son solubles, ni combustibles, ni reaccionan entre sí (ni con los componentes del entorno), por lo que no afectan a otras materias con las cuales pueden tomar contacto (ejemplos: vidrio, escombros).

b. Asimilados a residuos urbanos: papel, cartón, plásticos

c. Tóxicos y peligrosos (RTP):

  • Inflamables y explosivos.
  • Corrosivos
  • Tóxicos: pinturas, disolventes, metales pesados.
  • Reactivos: productos que reaccionan con otros, a veces de manera violenta y por lo tanto riesgosa.

Radiactivos: se originan en centrales nucleares y en las instalaciones en donde se utilizan materiales radioactivos con distintos fines, como plantas de tratamiento de minerales de uranio, hospitales, etc. También los que se generan en actividades de investigación.

 

Los de origen terciario son básicamente de dos tipos:

a. Sanitarios o clínicos. Son los originados en instalaciones sanitarias como hospitales, clínicas, centros de salud; algunos pueden entrañar gran peligrosidad. Se incluyen en esta categoría residuos de tres clases:

  • No infecciosos: sondas, vendas
  • Infecciosos: agujas, elementos contaminados con sangre, con orina, con esputo
  • Químicos y farmacológicos. (reciben igual tratamientos que los RTP)

b. Residuos sólidos urbanos (RSU). Son los que se generan en los hogares (residuos domiciliarios), en las vías urbanas, las zonas verdes y recreativas, los sitios con obras en construcción o de demolición; también muebles y enseres desechados, vehículos abandonados. Como se ve, son muy heterogéneos. A grandes rasgos, implican las siguientes cuatro categorías: orgánicos (alrededor del 48-50% del volumen), papel (20%), vidrio (8%), plástico (8%), otros (metales, textil, etc.). Los orgánicos (restos de comida, frutas y verduras, carne) son los más biodegradables. Los demás son de descomposición más lenta o prácticamente nula, lo que entraña diversos riesgos medioambientales. Cada vez más se pide la colaboración de los ciudadanos para que separen estos residuos domiciliarios a la hora de arrojarlos, a fin de facilitar posteriores tareas de reciclado o de eliminación.


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Clasificaciones (2017). "Tipos de residuos". Recuperado de: http://www.tiposde.org/ciencias-naturales/848-tipos-de-residuos/