Importancia de las plantas

¿Qué son las plantas?

Es muy difícil imaginar un mundo sin plantas. Las plantas aparecieron sobre la faz de la tierra hace aproximadamente unos 800 millones de años. Las primeras plantas que existieron fueron algas, estas se parecían muy poco a una planta tal como la conocemos hoy. Se requirió todavía mucho tiempo de evolución para que los organismos fotosintéticos se diferenciaran formando estructuras especializadas para la absorción, el transporte de nutrientes y la fotosíntesis, como raíces, tallos y hojas.

Las plantas nos acompañan en todo momento y son indispensables para nuestra vida; de ellas obtenemos alimento, principios activos para tratar enfermedades, madera, fibras, aceites, proteínas, incluso combustible, como sucede con la caña de azúcar, que es una fuente invalorable de alconafta.

Un aspecto importantísimo de las plantas es que generan oxígeno, eso ayuda a mantener el aire más respirable. También ayudan a fijar los terrenos con sus raíces, particularmente los árboles. Son excelentes reguladoras de humedad y contribuyen a la estabilidad del clima.

Algo que hace únicas a las plantas es que son los únicos seres vivos capaces de captar la energía del sol mediante la fotosíntesis y con esa energía sintetizar compuestos orgánicos a partir del dióxido de carbono y del agua. De este modo, las plantas incorporan una enorme variedad de productos a la cadena trófica que almacenan carbono.

Es por este motivo que las plantas resultan indispensables para la vida de otros organismos. Además muchas de ellas dan cobijo a otros seres vivos. A la vez, ayudan a disminuir los niveles de dióxido de carbono  en la atmósfera, contribuyendo de esta manera a preservar la capa de ozono que tan importantes funciones cumple.

La variedad de plantas que existe en la naturaleza es realmente asombrosa. En todos los ecosistemas encontramos plantas, pues estas se adaptado a prácticamente todo tipo de clima y suelo. Incluso en zonas del mundo donde llueve muy poco podremos encontrar algunas especies vegetales adaptadas, lo mismo en muy zonas frías o ventosas.

Muchísimas civilizaciones se han movido a lo largo de la historia en torno a las plantas, y sin duda estas son los seres vivos que más han influido en la historia de humanidad. La conservación de las semillas en piezas de barro cocido permitió liberarse de la necesidad de recoger las semillas de las plantas silvestres en un momento específico, y el desarrollo de la agricultura significó la posibilidad de abandonar la vida nómada.

Bien sabemos que la búsqueda de especias, es decir, de plantas con uso culinario, permitió nada menos que el descubrimiento del continente americano.

Nuestras mejores aliadas

Casi todo lo que comemos proviene directa o indirectamente del mundo vegetal. Incluso aunque comamos carne o pollo, esos animales recibieron como alimento pastos o granos. Aunque es muy grande la cantidad de especies vegetales que se han utilizado como alimento humano, se calcula que solo unas 200 están domesticadas al día de hoy, y 12 de ellas son fundamentales porque constituyen la base de la alimentación de grandes grupos humanos.

Tal es el caso del arroz, el maíz, el trigo,  la papa, la batata, la caña de azúcar, la soja, el girasol, los frijoles o porotos y el plátano. Casi la mitad de los alimentos que se consumen en el mundo provienen de solo tres especies de plantas: el trigo, el arroz y el maíz.

Más del 40% de las medicinas derivan de las plantas. Algunas se utilizan directamente, como las hierbas tradicionales. Otras se originan en el mundo vegetal, pero sufren complicados procesos de transformación. La mitad de los alimentos que consume la humanidad procede de sólo tres especies de plantas: el trigo, el arroz y el maíz.

Dejando de lado la importancia como fuente alimentos, también las hace imprescindibles el hecho de que más del 40% de las sustancias y preparaciones que se utilizan con fines médicos provienen de las plantas. Algunas se utilizan directamente, como las hierbas tradicionales, que pueden adquirirse disecadas en comercios de herboristería o dietéticas.

Las tinturas madre, por ejemplo, son especialmente buscadas para tratar afecciones de tipo muscular u otras. Algunas sustancias o principio activos con propiedades terapéuticas se obtienen del reino vegetal, pero deben pasar por diversos y a veces complicados procesos de transformación para poder emplearse en seres humanos. De acuerdo a la Organización de la Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), cerca de 53000 plantas con flor se usan hoy con fines medicinales

Dado que los seres humanos necesitamos permanentemente abastecernos de energía, esta posibilidad que tienen las plantas de almacenar productos oxidables resulta estratégica. Ya sea como leña o como gas que se origina en diferentes procesos de combustión, las plantas tienen un papel central.

Para casi la mitad de la población del mundo, las plantas son el principal combustible utilizado en sus casas para cocinar y proporcionar calor durante los inviernos.  Las plantas también nos proporcionan fibras para hilar y elaborar tejidos, y así protegernos del frío o de las agresiones del sol.

El lino y el algodón ha sido un cultivo clave en la historia del mundo, este último ha significado en cierta manera el progreso de buena parte de los Estados Unidos de América.

La tasa a la cual los productores de un ecosistema capturan y almacenan la energía se conoce como productividad primaria bruta. Las plantas tienen una rol vital en la productividad primaria bruta del planeta Tierra, pero aquella también está determinada por la cantidad de agua disponible y los regímenes térmicos que imperan.

Una buena parte de esta energía almacenada en los tejidos vegetales es consumida por animales herbívoros o usada por otros organismos cuando la planta muere.

Y por si todo esto fuera poco, las plantas le ponen color y alegría a nuestro entorno. No hay duda de que cuando brotan los árboles y aparecen las flores, el paisaje de las ciudades cambia completamente, y se respira un aire más grato que hace la vida más llevadera. Incluso en nuestros propios hogares nos hace bien tener algunas plantas, que le dan un toque de color y naturalidad a los ambientes.

Sería muy triste la vida, sobre todo la de los niños y de los mayores, si no existieran esos parques y plazas con árboles y canteros de diferentes especies ornamentales, donde es grato sentarse a descansar, tomar sol, leer o conversar con un amigo.

Artículos Relacionados:

Cómo citar este texto

Enciclopedia de Clasificaciones. (2016). Importancia de las plantas. Recuperado de: http://www.tiposde.org/ciencias-naturales/881-importancia-de-las-plantas/