Significado de ecosistema

¿Qué es “ecosistema”?

Un ecosistema es un sistema natural que abarca el conjunto de las interrelaciones entre los organismos vivientes (denominados biocenosis) y el medio físico donde habitan (denominado biotopo). Los ecosistemas reúnen tanto a los elementos bióticos de una zona espacial como a los abióticos.

El concepto se desarrolló en la década de 1930 gracias al trabajo del botánico Roy Clapham y del ecólogo Arthur Tansley, Este concepto permitió el desarrollo pleno de la ecología dentro del campo de la biología.

El ecosistema es una unidad compuesta por cadenas tróficas (también llamadas cadenas alimenticias), que expresan la transmisión de energía y materia a lo largo de las especies del ecosistema y entre estas y su entorno físico.

Estas cadenas muestran la interdependencia de los organismos entre sí, lo que implica que los ecosistemas tienen un equilibrio que puede romperse tanto por factores naturales como por la intervención humana. Las características de cada ecosistema condicionan el tipo de vida que puede existir en él, así como las posibilidades de evolución.

Elementos de los ecosistemas

Existen varios elementos de suma importancia para comprender el funcionamiento natural de los ecosistemas:

  • Biomas: son áreas ecológicamente similares que presentan las mismas condiciones climáticas, geológicas y biológicas. Los biomas determinan la variedad y tipo de organismos animales y vegetales que pueden sobrevivir en ellos, así como su distribución geográfica.
  • Hábitat: implica un lugar físico determinado que ofrece las condiciones naturales (alimento, refugio) para que las especies sobrevivan y se reproduzcan. Pueden existir hábitats similares distribuidos a lo largo de la superficie terrestre, sumamente alejados entre sí.
  • Biodiversidad: es otro elemento importante: refiere a la cantidad y variedad de especies (tanto microorganismos como plantas y animales) que existan en un ecosistema. La biodiversidad puede ser mayor o menor según variables como la humedad, la disponibilidad de agua, la vegetación, la temperatura, etc.
  • Nichos ecológicos: son las posiciones que cada especie ocupa en relación a los factores abióticos y bióticos, que le permiten sobrevivir. Si más de una especie ocupa el mismo nicho ecológico, entonces ambas compiten evolutivamente. La totalidad de todos los nichos ecológicos conforman el equilibrio del ecosistema, que puede variar tras largos períodos de tiempo.

Clasificación de los ecosistemas

Dentro de las varias modalidades de clasificación, la más común distingue los ecosistemas según la zona sobre la que se asienten:

1. Los ecosistemas acuáticos son sistemas naturales que comprenden cuerpos de agua, como pueden ser ríos, lagos, mares y océanos. Abarcan toda la vida acuática que prolifera en ellos y las relaciones que establecen entre sí. Hay dos tipos de ecosistemas acuáticos: los ecosistemas de agua dulce, estudiados por la limnología, y los marinos, estudiados por la oceanografía.

  • Los ecosistemas de agua dulce pueden ser lénticos, donde hay agua estancada, como en el caso de un lago o un charco de lluvia; lóticos, donde hay agua en movimiento, como en un río o en una catarata; o subterráneos.
  • Los ecosistemas marinos son los ecosistemas que toman lugar en zonas de agua salada, y pueden ser tanto fóticos (donde ocurre el proceso de fotosíntesis, generalmente a poca profundidad) o afóticos (donde no se produce el proceso de fotosíntesis y la energía debe obtenerse de otra fuente, como por ejemplo las chimeneas hidrotermales submarinas).

2. Los ecosistemas terrestres son sistemas naturales que tiene lugar en la Tierra o en el subsuelo. Este tipo de ecosistemas puede incluir una enorme variedad de hábitats, desde los bosques y selvas, hasta los desiertos y tundras.

Artículos Relacionados:

Cómo citar este texto

Enciclopedia de Clasificaciones. (2016). Significado de ecosistema. Recuperado de: http://www.tiposde.org/ciencias-naturales/975-significado-de-ecosistema/