Concepto de población

¿Qué es “población”?

Cuando aludimos a la población (desde el punto de vista biológico o sociológico), estamos haciendo referencia a un conjunto de seres vivos, de la misma especie, que vive en un mismo lugar físico, y en un mismo momento. De este modo, una manada de elefantes o de leones viviendo en la misma región de Sudáfrica, son posibles ejemplos de población; de la misma forma que lo sería un grupo de pinos ubicados en la ladera de una misma montaña.

“Población” en demografía

Sin embargo, existe otra ciencia que abarca el estudio de la población llamada demografía que la define de otra forma. Según ésta, se trata de un conjunto de seres humanos que viven en sociedad, y que sufre variaciones constantes dado que hay un número de individuos que nacen o inmigran. Es por ello que se integran en la población aumentando su densidad; mientras que hay otros que mueren o emigran, disminuyendo por ende, la densidad de población.

Cabe aclarar que la densidad de población es un elemento que utiliza la demografía, entre otras ciencia, para designar la cantidad de miembros de una población (habitantes) en una cantidad específica de kilómetros cuadrados.  A su vez, la demografía utiliza herramientas estadísticas para medir dichas variaciones, y realizar un análisis exhaustivo de la población y sus fenómenos.

Formas de estudiar a la población

El estudio de una población puede darse de diferentes formas, dos de las más utilizadas son el estudio transversal y el estudio longitudinal.

-Estudio transversal: se realiza un corte del tiempo, por ejemplo un año determinado, y se mide la cantidad de habitantes según la combinación de las variables sexo y edad. Gráficamente se representa con lo que se llama la pirámide de población, un gráfico de barras horizontal capaz de unificar ambas variables.

Es decir entonces, que este gráfico nos permitirá saber por ejemplo cuantos habitantes de sexo masculino y, de entre treinta y treinta y cuatro años había en Argentina en el año 2010.

-Estudio longitudinal: se aplica al estudio de una misma población a lo largo de los años, por lo que no se hace un corte preestablecido del factor tiempo. Normalmente se utilizan para realizar estudios sobre las generaciones de un mismo sexo o de un grupo de familias.

Este tipo de análisis permite obtener información acerca de los cambios en factores como la natalidad o la expectativa de vida, en diferentes generaciones. En este caso, el gráfico con el cual se representa es llamado “de generaciones”, más complejo dado que involucra más variables.

Tres grupos de población

La población puede, a su vez, clasificarse en tres grupos tomando en cuenta un parámetro económico – laboral. De este modo podemos distinguir:

1. Población activa: aquella parte de los habitantes de la muestra poblacional utilizada, que según su edad y sus capacidades, está en condiciones de trabajar, y se encuentra empleado.

2. Población inactiva: aquella conformada por individuos mayores a dieciséis años, que no son empleadas pero tampoco se las considera paradas o desocupadas. Es por esto, que se incluyen dentro de este tipo a estudiantes secundarios o universitarios, mayores jubilados, y sujetos con capacidades diferentes que no les permitan ejercer en un puesto laboral.

Este tipo tiene además la característica de ser económicamente dependiente, dado que por lo general, no pueden generar su propio sustento económico.

3. Población desempleada: en cuyo caso se toman aquellos habitantes que se encuentran en edad y condiciones necesarias para ejercer un empleo, y no lo tienen.


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Clasificaciones (2017). "Concepto de población". Recuperado de: http://www.tiposde.org/ciencias-sociales/923-concepto-de-poblacion/