Tipos de piscinas

La piscina es un espacio que ha sido creado artificialmente con fines recreativos. Consta de un agujero recubierto por algún material en particular al que se llena con agua. Actualmente existe en el mercado una gran variedad de piscinas, de acuerdo al material que se utilice, pueden encontrarse las siguientes clases:

De acero: éste presenta la ventaja de ser adaptable a casi todos los terrenos, aún cuando estos cuenten con inclinaciones o pendientes. Además de esto, presentan una duración y resistencia sumamente elevadas, gracias a los paneles de acero que las conforman. Estos son muy resistentes y no se corroen rápidamente ni se ven afectados por los cambios climáticos, una cuestión que suele general problemas en otro tipo de piscinas.  Otra razón que las vuelve convenientes es que resultan fáciles de instalar y no requieren demasiada mano de obra para ello.

pileta De acero

De hormigón: esta clase de piscina pueden ser diseñadas de acuerdo a las necesidades y gustos del comprador, por lo que resultan muy atractivas, además de que cuentan con una excelente calidad y resistencia. Para su instalación se debe seleccionar correctamente el terreno, teniéndose en cuenta el drenaje del agua, por lo que mientras más elevado sea, mejor. También es ideal que el suelo cuente con oxigenación y pasto alrededor. A diferencia de las anteriores, la instalación de estas piscinas es más compleja, lleva más tiempo y requiere un mayor número de trabajadores para poder llevarla a cabo.

pileta De hormigón

De poliéster: resulta más económica que las dos anteriores, por lo que se volvieron sumamente populares en los últimos años. Estas piscinas se caracterizan por ser de fácil y rápida instalación así como también económica. Una ventaja interesante de estas piscinas es que resultan sumamente seguras gracias al suave material que se utiliza para su producción. Además de esto, son diseñadas sin rincones en donde pueda acumularse  suciedad, por lo que resultan muy higiénicas.  Una cosa en contra que presentan es que su diseño no puede adaptarse a los gustos y necesidades del usuario, sino que los mismos vienen establecidos de fábrica, por lo que se debe elegir entre los existentes en el mercado. Otro detalle a tener en cuenta es que su color suele perderse rápidamente debido a que su superficie está compuesta por gelcoat. Esto hace que requieran mayor mantenimiento que otras opciones.

pileta de poliéster

De madera: pueden enterrarse totalmente en el suelo, estar semienterradas o bien, sobre la superficie del mismo. Estas resultan fáciles de instalar y tienen la ventaja de poder colocarse no sólo en exteriores, sino también dentro de la casa o ambientes cerrados. Generalmente se utiliza madera de roble o pino para su fabricación, aunque existen más opciones, estas son las más recomendables ya que son las más duraderas y resistentes.  Al igual que otras piscinas, estas pueden diseñarse de acuerdo a los gustos y necesidades del usuario, por lo que resultan muy atractivas.

pileta de madera

De fibra de vidrio: presentan varias ventajas, lo que hace que sean muy elegidas. Algunas cosas a tener en cuenta es que resultan fáciles y rápidas de instalar. Además de esto, las agresiones atmosféricas no representan un problema para ellas, ya que están compuestas por fibra de vidrio y poliéster, lo que las vuelve muy resistentes.  Por otro lado, pueden instalarse en prácticamente cualquier tipo de terreno y no suelen dañarlo; no precisan ser pintadas y se las puede trasladar sin problemas de un terreno a otro. Por último, otra ventaja es que son muy fáciles de mantener así como también muy económicas.

pileta de fibra de vidrio


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Clasificaciones (2017). "Tipos de piscinas". Recuperado de: http://www.tiposde.org/construccion/707-piscinas/