A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Enviar por email


Tipos de remaches


Los remaches son varillas metálicas que presentan una cabeza y espiga con forma de cilindro y son usados para unir a por lo menos dos piezas compuestas por materiales como metal o madera, entre otros.

Existen numerosos tipos de remaches, de acuerdo a su forma y función, algunos de ellos son:

De cabeza universal: los remaches de este tipo son usados en las partes exteriores de un avión, en las que la fricción sobre la superficie no resulte un problema, así como también en las partes interiores. La cabeza de estos remaches es aplanada en la parte superior, su diámetro es prácticamente el doble que el de la espiga y resultan sumamente resistentes.

De cabeza de gota de sebo: este remache tiene una apariencia muy similar al anterior pero con la diferencia de que su cabeza es más achatada hacia los costados y presenta un mayor diámetro.

De cabeza embutida: estos remaches cuenta con una cabeza aplanada y achaflanada hacia la espiga. Resultan ideales en las superficies lisas e incluso se puede colocar algún material en su parte superior para disimularlo fácilmente. Estos remaches son muy utilizados en construcciones y para fabricar aviones.

De cabeza redonda: estos remaches presentan una cabeza que representa 145° de una esfera, aproximadamente. Se los coloca tanto en partes externas como internas y son ideales para cuando se precisa absorber algún tipo de tracción.

De extremo cerrado: esta clase de remache se utiliza para aquellas superficies que se encuentren estancadas en el agua o aire o bien, cuando es necesario que luego de la colocación el vástago permanezca retenido. Se caracterizan por contar con alas avellanadas y anchas y con una cabeza cuyo tamaño es estándar.

Multi-espesor: como su nombre indica, logran adaptarse a espesores diversos. Tienen la cualidad de evitar lo que se conoce como efecto sonajero y logran unir muy bien las distintas partes.

Trébol: este remache es idóneo para la unión de materiales que resulten blandos o frágiles. Suelen contar con ala ancha y con una cabeza de tamaño estándar.

De alta retención: cuentan con un bulbo de apriete sumamente amplio y con una fuerza de apriete muy elevada. Estos remaches evitan el efecto sonajero y son ideales para unir metales o metales con plástico.



Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.


Artículos Relacionados: