Tipos de papel

Aquellas hojas compuestas por pasta de fibra vegetal se las conoce bajo el nombre de papel. Estas fibras, en la mayoría de los casos,  pertenecen a paja o madera y se las blanquea con agua.

Existen distintas clases de papel, algunas de ellas son:

Papel parafinado, de celulosa y de estraza: estos tipos de papeles son propios del sector alimenticio, ya que se los utiliza para embalar o envolver productos que se producen en este.

Papel de valores: es resistente a los roces o pliegues debido a que se los produce con pasta de trapo y celulosa blanqueada de buena calidad. Se los utiliza para la impresión de billetes, cheques, seguros, entre otros.

Papel biblia: como su nombre indica, es aquel que se usa para la impresión de biblias, así como también de diccionarios y enciclopedias. Su gramaje no supera los 50 gr/m2 y es resistente a los rasgados y pliegues.

Papel Kraft: es aquel que se produce con la pasta que lleva su mismo nombre y se lo utiliza para la fabricación de bolsas de papel. Es un papel  tenaz y resistente a las rupturas y estiramientos.

Cartón compacto: es cartón que deviene del pegado de numerosas hojas, obteniendo un grosor de hasta 4 milímetros y es el que se utiliza para la producción de envases y cajas de productos.

Cartón ondulado: se lo utiliza para guardar productos frágiles, que se deban transportar. Varias hojas onduladas o papel encolado entre sí son lo que conforman este tipo de cartón.

Papel cristal: es trasparente, impermeable, resiste las grasas, liso y rígido. Estas características, sumadas a su bella apariencia, lo hacen preferible para envolver productos de lujo tanto de perfumería como de alimentación y confitería.

Papel couché: aquel que suele utilizarse en revistas. Su superficie permite una mejor reflexión de la luz, es lisa y compacta.

Artículos Relacionados:

Cómo citar este texto

Enciclopedia de Clasificaciones. (2016). Tipos de papel. Recuperado de: http://www.tiposde.org/cotidianos/37-tipos-de-papel/