A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Enviar por email


Tipos de salsas


Las salsas pueden ser definidas como la combinación de alimentos o extractos de los mismos para acompañar una comida.

Las salsas pueden ser clasificadas de diversas formas según:

Sus ingredientes elementales:

  1. Huevo: gracias a la yema es posible hacer salsas ricas en grasas, como la mayonesa.
  2. Fondos: estas salsas suelen ser agregadas a salsas más comunes. Suelen estar hechas con carnes rojas o blancas, o también con verduras.
  3. Aceites, frutas y verduras: para obtener estas salsas suelen ser molidos a triturados las frutas y las verduras. Generalmente son agregados otros tipos de ingredientes como aceites.
  4. Lácteos: pueden ser servidos tanto fríos como calientes. Su base puede ser de leche, quesos, manteca, nata o incluso yogures.

Además existen cuatro salsas que son consideradas la base de las demás:

  1. Salsa de tomate: también llamada salsa concasse, su base es el tomate triturado,  verduras cortadas en pequeños cubos, trozos de tocino y condimentos como sal, pimienta, pimentón, entre otros. Algunos de tipos de salsa más populares que tienen su origen en esta salsa son la salsa boloñesa, la de barbacoa o la provenzal.
  2. Bechamel: la base de esta salsa son la manteca, la harina y la leche. Esta salsa es ideal para acompañar carnes, sean estas blancas o rojas o incluso ciertos vegetales. Las salsas más populares que derivan de esta son: la salsa Soubise, donde se le agrega trozos de cebolla y crema de leche, la salsa Crema, se le agrega queso de tipo gruyere y huevos y la salsa Mornay, que también se le agrega huevo pero el queso utilizado es parmesano.
  3. Velouté: los ingredientes utilizados para hacer esta salsa son muy parecidos a los anteriores, solo que se en lugar de utilizar leche, se utiliza fondo, que puede ser de pescado, aves o ternera.

Algunas de las salsas más populares que nacen a partir de las Velouté son: la salsa de Alcaparras, Poulette, Champignones, la salsa Alemana, de Vino Blanco, Bonne – Femme, entre muchas otras.

  1. Demi – glacé: encuentra sus orígenes en Italia, más precisamente en el Norte.  Está hecha principalmente con un fondo de ternera o res aunque muchas veces es utilizada otro tipo de carnes, como de animales de caza o cerdos y carnes blancas. Existen distintas formas de preparar estas salsas.

Algunas de las salsas más populares que tienen su origen en las Demi glacé son la salsa de Borgoña, de Champiñones, Chasseur, Diabla, Oporto, la salsa Italiana, entre muchas otras.

Las salsas también pueden ser clasificadas en según sus recetas, algunas de ellas son:



  1. Salsa de Cuatro Quesos: Además de ser una salsa que puede realizarse de manera muy rápida, en tan solo quince minutos, resulta ser exquisita, de una contextura muy cremosa. La base de esta salsa son los quesos brie, el de cabra, requesón y el queso rockefort. Debe ser agregada nata en estado líquido.
  2. Salsa Rosa: esta es una salsa muy sencilla de realizar y muy gustosa. Solo son necesarios tomates, maicena y vino blanco. Su tiempo de cocción no supera los veinte minutos. Resulta una salsa excelente para acompañar carnes blancas.
  3. Salsa de Limón y Tomillo: esta salsa no requiere grandes conocimientos en el ámbito gastronómico. Es muy buena para acompañar la carne de cerdo. Los ingredientes necesarios son, por supuesto, jugo de limón y tomillo, además, leche, harina y aceite.
  4. Salsa de Curry: esta es una salsa muy sencilla de cocinar. Solo son necesarios curry en polvo, jugo de limón, nata, fondo de carne, mostaza y harina. Es idónea para acompañar pescados.
  5. Salsa Teriyaki: esta salsa de origen japonés es ideal para aquellas personas que disfrutan un plato agridulce. La base es salsa de soja, vino blanco, sake y bastante azúcar.
  6. Boloñesa: esta típica salsa es ideal para acompañar cualquier pasta, sobre todo los espaguetis.  La verdadera receta lleva tomates triturados, zanahorias, carne de ternera, cordero, trozos de jamón y un caldo de carne. Si bien es una salsa que necesita mucho tiempo de cocción, casi dos horas, es realmente tiempo bien invertido para los amantes de la buena cocina.

 

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.


Artículos Relacionados: