Tipos de colchones

Los colchones son sacos con forma rectangular que son rellenados con gomas espuma, plumas, lanas o cualquier producto que sea blando y que se utiliza para dormir sobre él. Actualmente existen en el mercado distintos tipos, algunos de ellos son los siguientes:

De espuma: estos colchones están hechos con espuma de poliuretano, la cual es recubierta por una tela. Existen distintas alternativas dentro de los colchones de espuma, algunos de ellos cuentan con varias láminas de esta las cuales presentan distintos grosores.  También puede variar su grosor y dureza de acuerdo a la cantidad y calidad de espuma que se use en su fabricación.

colchón de espuma

De muelles: es el más utilizado actualmente y se lo encuentra en dos variedades. Una de ellas es de muelles individuales, la otra es de alambres continuos. Este último presenta alambres dispuestos en zigzag o en espiral y, si bien su soporte es de buena calidad, no tienen la capacidad de aislar los movimientos, por lo que pueden resultar incómodos en caso de que se duerma con otra persona. Los de muelles individuales, en cambio, están unidos por medio de alambres, lo que hace que se deformen con el paso del tiempo.

colchón de muelles

De agua: estan compuestos por celdas estancas, en la mayoría de los casos de vinilo, las cuales contienen agua en su interior. Este núcleo se recubre con una tela que ayuda a que sean más confortables y a que las celdas queden aisladas. Su apariencia es muy similar a los colchones de muelle.

colchón de agua

Ajustables: existen camas que permiten modificar la posición de la zona en la que se ubican pies y cabeza, para esto, se necesita un colchón especial, que logre adaptarse a dichas modificaciones. Dentro de los colchones aptos para esto se encuentran los de espuma o los de muelle y deben contar con una buena calidad para que no se estropeen con el cambio de posición de la cama.

colchón Ajustables

De aire: si bien estos tienen una apariencia similar a la de los colchones de muelle, presentan un núcleo distinto, compuesto por una cámara de aire la cual, en algunos casos, puede ser ajustada desinflando o inflándola, según los gustos y necesidades del usuario.

colchón de aire

Viscoelástico: estos colchones presentan la particularidad de adaptar su forma a la del cuerpo del que se repose en ellos, esto ayuda a dormir con menos movimientos y a conciliar un sueño reparador ya que la presión es distribuida de manera uniforme sobre todo el cuerpo, ayudando a que no existan áreas de presión que afecten a la circulación.

colchón Viscoelástico

De látex: los colchones de este tipo cuentan con dos partes, una de ellas es una funda acolchonada que recubre a la segunda: un núcleo compuesto por látex. Generalmente, estos colchones presentan agujeros que permiten que el aire pase. Existen dos tipos de látex que se utilizan para fabricar este tipo de colchones: natural y sintético. Este último no suele adaptarse tanto a la forma del cuerpo y resulta menos gomoso, además de esto, son más económicos que los de látex natural.

colchón de látex


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Clasificaciones (2017). "Tipos de colchones". Recuperado de: http://www.tiposde.org/cotidianos/697-colchones/