A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Enviar por email


Tipos de hoteles


Los hoteles son complejos que han sido diseñados para el albergue de personas de manera transitoria y pueden ofrecer distintos niveles de comodidad y servicios. Existen varios tipos de hoteles de acuerdo a su ubicación y características, algunos de ellos son:

Urbano: como su nombre indica, es aquel que se ubica en la zona urbana. Por lo general se encuentran en la zona céntrica o en los cascos históricos.

Rurales: a diferencia de los anteriores, estos hoteles son los que se ubican en la zona rural, lo que ofrece un mayor contacto con la naturaleza y tranquilidad. Son ideales para quienes desean descansar.

Resort: reciben este nombre aquellos hoteles que ofrecen a sus huéspedes las instalaciones necesarias para realizar actividades recreativas y deportivas.

Apart hotel: la particularidad que presentan es que incluyen una cocina en cada una de las habitaciones, lo que permite a sus huéspedes cocinar allí. Estos establecimientos se pueden encontrar tanto en zonas urbanas como rurales.

Bungaló: similares a los apart hotel  por contar con cocina, estos complejos están formados por casas de tamaño reducido separadas entre sí y generalmente son de una sola planta.

SPA: no se limita a ofrecer alojamiento para sus huéspedes sino que además se especializa en ofrecer servicios vinculados con la estética y la salud basados en agua potable y distintos tipos de sustancias.

Posada: cuentan con servicios de restaurante y están instalados en edificios que por su antigüedad debieron ser restaurados.

Balneario: ubicados en las cercanías de manantiales, esta clase de hoteles ofrece diversos tratamientos vinculados con la salud y la estética a partir del agua mineral que se obtiene de aquellas fuentes de agua. Además de esto, ofrecen alojamiento y puede incluir otros servicios.

Monumento: reciben este nombre aquellos hoteles que son edificados en construcciones que han sido consideradas de interés cultural, como puede ser un convento o incluso algún castillo. Por lo general, estos hoteles, también conocidos bajo el nombre de paradores, ofrecen comidas típicas del lugar en el que se ubican.

Albergues: aquí los huéspedes deben compartir la cocina y el baño con el resto puesto que las habitaciones no ofrecen más que una o varias camas y algún mueble. Las habitaciones pueden ser compartidas o privadas, esto dependerá de cada albergue, aunque algunos ofrecen ambas opciones.

Moteles: estos establecimientos se ubican en las cercanías de la ruta y cuentan con cochera y entrada propia. Generalmente quienes se hospedan en ellos lo hacen por muy poco tiempo.

Casino: estos hoteles han sido edificados junto con algún casino lo que le ofrece a sus huéspedes ofertas de juego e incluso shows nocturnos.



De aeropuerto: este tipo de hoteles se caracteriza por ubicarse próximos a algún aeropuerto. Generalmente la estadía de sus huéspedes suele ser muy corta puesto que se trata de pasajeros que están de paso o miembros de alguna tripulación.

Balnearios: estos hoteles forman parte de las instalaciones de un balneario, de allí su nombre.

De playa: hoteles  de este tipo son los edificados en las cercanías de la playa, por lo que reciben un importante número de turistas que suele albergarse por períodos bastante extensos. Generalmente, estos establecimientos ofrecen tours y otros servicios para turistas.

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.


Artículos Relacionados: