Definición de Intuitu personæ

¿Qué es Intuitu personæ?

El concepto de Intuitu personæ (locución latina que significa ‘en atención a la persona’) es un término ligado a lo jurídico, y tiene que ver con una clase en particular de contratos: aquellos que son celebrados por dos o más personas y deben ser necesariamente cumplidos por esas personas, no habiendo lugar a transferencia de ningún tipo.

Es sabido que todos los contratos deben ser cumplidos por quienes los suscriben, pero en el caso de los Intuitu personæ, las obligaciones han sido creadas específicamente para esas personas (ya sea el deudor, el acreedor o cualquier figura nacida con la celebración del contrato), por lo que la obligación pasa a denominarse personalísima.

Intuitu personæ: alcances

Este concepto se aplica en situaciones donde están involucrados talentos particulares, tales como los conocimientos o saberes de algún tipo. Así, las obligaciones profesionales del médico, del abogado o de los mandatarios políticos pertenecen a este grupo.

En la medida que el contratista sea elegido en virtud de ciertas condiciones más bien objetivas (como los hábitos de cumplimiento, la experiencia, la capacidad de organización, los equipos con los que cuente, los plazos que imponga y sus exigencias económicas), más fácil resultará la regulación, y puede ocurrir que se condicione la duración del contrato al cumplimiento específico de esos requerimientos personales, pues sin ellos el contrato no tendría razón de ser.

En este sentido, si llegara a no poder ejercer más la tarea para la que la persona  fue contratada por cuestiones de salud o fallecimiento, se interrumpe inmediatamente la obligación y no se transfiere directamente a nadie. Caen en esta categoría, por ejemplo, los contratos de trabajo.

Algo similar sucede en las capitulaciones matrimoniales por su propia naturaleza, ya que se trata de un pacto que solo existe entre los contrayentes. Los cónyuges no pueden ceder ante ningún otro individuo los derechos que resulten a su favor en las convenciones matrimoniales, y los herederos de los contratantes no pueden aprovecharse de lo estipulado en ellas: las convenciones derivadas del matrimonio terminan al disolverse el vínculo conyugal.

Intuitu personæ versus Intuitu pecuniæ

El término opuesto es el Intuitu pecuniæ, que significa ‘en atención al dinero’, y refiere a los actos contractuales en los que el foco está puesto en la contraprestación recibida, más allá de los circunstanciales sujetos implicados, que quedan en segundo plano. Los contratos de compraventa o la constitución de las distintas clases de sociedades comerciales pertenecen a este grupo.

Esta categorización jurídica que distingue entre situaciones Intuitu personæ e Intuitu pecuniæ pretende aclarar los vínculos y los términos contractuales antes de suscribir los contratos.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Clasificaciones (2017). "Definición de Intuitu personæ". Recuperado de: http://www.tiposde.org/derecho/1017-definicion-de-intuitu-personae/