Definición de importación

¿Qué es “importación”?

Se conoce como importación a la operación de compra de mercancías provenientes de otros países, en tanto aquella esté registrada y sea susceptible de tributación bajo la legislación correspondiente al país del comprador. Por tanto, quedan al margen de esta definición los tráficos internacionales de productos prohibidos, o aquellos que ingresen secretamente evadiendo al fisco.

Para el país vendedor, a esos ítems se les llama exportaciones. Las importaciones permiten incorporar a un mercado aquellos productos que no pueden ser producidos en ese lugar o cuando esto resulta muy caro. A menudo las importaciones representan los insumos para la fabricación de otras manufacturas.

El concepto de importaciones reviste más importancia cuando se habla en términos macroeconómicos, esto es, la economía de los grandes agregados de las naciones, y no la de la empresa o el consumidor.

La diferencia entre las exportaciones y las importaciones se llama balanza comercial de un país, y es lo que lo abastece de las tan necesarias divisas: las operaciones entre los países no se realizan en la moneda local de cada uno, sino en una moneda patrón internacional, que actualmente es el dólar estadounidense.

La balanza comercial

De este modo, si las importaciones de un país son inferiores a las exportaciones no habrá inconvenientes y de hecho acumulará reservas, mientras que si ocurre lo contrario (más importaciones que exportaciones), se producirá un déficit en la balanza comercial, solo remediable a partir de la acumulación previa de reservas o, eventualmente, de la toma de deuda.

Podría asumirse que el desarrollo de una nueva industria para un país típicamente productor de materias primas sería beneficioso, ya que esto le permitiría autoabastecerse respecto de ese insumo, pero hay ciertos insumos que serán imposibles de producir localmente y deberán importarse de todas maneras, por lo que en el corto plazo se deberá estar capacitado para afrontar saldos negativos en la balanza comercial. La segunda mitad del siglo XX en la Argentina estuvo caracterizada por estas disyuntivas, bajo los llamados ciclos de ‘stop and go’.

Las importaciones son fundamentales a la hora de diseñar la política económica de un país. Todos, en mayor o menor medida, cuentan con barreras aduaneras que persiguen el objetivo de proteger la industria local: la reducción de esos impuestos obligará a la productividad de ese país (pues deberá competir ahora con los productos de todo el mundo), lo que puede verse como un beneficio para el consumidor por la mayor competencia y su impacto sobre los precios, pero también como un perjuicio para el mercado laboral local.

Integración de importaciones

Los países suelen establecer mecanismos de integración de importaciones, de modo que estas se hagan con mayor agilidad y menos controles. Podrá ser completa o solo en industrias específicas, diseñadas estratégicamente con algún fin en particular. La Unión Europea es un ejemplo de los más avanzados en la integración, ya que se comparte el mercado, la moneda (el euro) y cierta uniformidad en la política económica.

En estos países, la medición de las importaciones resulta solo identificable mediante encuestas, ya que la unificación de los mercados termina con las estadísticas entre los estados miembros. Otro caso donde la medición se vuelve complicada es en las importaciones de servicios, en la era de la globalización en la que gran parte de esas transacciones se realiza íntegramente en forma virtual.

Artículos Relacionados:

Cómo citar este texto

Enciclopedia de Clasificaciones. (2016). Definición de importación. Recuperado de: http://www.tiposde.org/economia-y-finanzas/1016-definicion-de-importacion/