A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Enviar por email


Tipos de cuentas (rubros contables)


Las cuentas constituyen el registro de las disminuciones o aumentos que puede sufrir un determinado valor, capital contable, concepto pasivo o activo como consecuencia de las operaciones realizadas por alguna empresa, persona o negocio. Existen los siguientes tipos de cuentas:

1.       Activo:

Por medio de estas cuentas son representados los derechos y posesiones correspondientes a una determinada empresa. Estas cuentas disminuyen con los créditos y abonos y aumentan cuando se cargan o debitan. Las cuentas de activo siempre están saldadas o tienen un saldo deudor, es decir que su crédito y débito son iguales.  Dentro de las cuentas de activos se pueden encontrar los siguientes ejemplos:

Activo circulante: caja, clientes, banco, mercadería, útiles, muebles, acciones, materias primas, bonos, insumos, cuentas por cobrar, entre otros.

Activo fijo: maquinarias, vehículos, instalaciones, vehículos, terrenos, bienes raíces, equipos, entre otros.

Otros activos: patente, marca de fabricación, derecho de llave, etcétera.

 

2.       Pasivo:

Por medio de estas cuentas son representadas las obligaciones y deudas que una determinada empresa posee, ya sea con sus dueños o con terceros. Estas son las cuentas que terminan financiando los activos y aumentas cuando son debitadas o cargadas mientras que disminuyen una vez que son abonadas. Al igual que las cuentas de activos, estas también están saldadas o poseen un saldo acreedor. Las principales cuentas de este tipo son:

Pasivo circulante: provisiones, acreedores, préstamos, anticipo de clientes, impuestos único a los trabajadores, etcétera.

Pasivo largo plazo: hipotecas y préstamos bancarios mayores a un año.

Patrimonio: capital, pérdida del ejercicio, utilidades retenidas, revalorización del capital propio, etcétera.

 

3.       Pérdida:

Por medio de estas cuentas se representa la disminución en el capital pero que, a pesar de esto no lo varían. Estos capitales, por lo general, no se recuperan. Al igual que las cuentas de activo disminuyen con los créditos o abonos y aumentan con los débitos o cargos. Algunos ejemplos de estas cuentas son: mermas de stock, gastos generales, arriendos pagados y remuneraciones.

 

4.       Ganancia:



Por medio de estas cuentas se representa el aumento de los bienes de una determinada empresa. De la misma forma que las cuentas de pasivo, las cuentas de ganancia aumentan con los abonos y disminuyen con los cargos. Algunas cuentas de este tipo son: descuentos adquiridos, intereses ganados, ventas y recuperación de gastos.

 

5.       Mixtas:

Estas cuentas pueden poseer un saldo acreedor como deudor. Algunos ejemplos de estas cuentas son: cuenta personal o particular, comisiones, descuentos e intereses.

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.


Artículos Relacionados: