Importancia de los estados financieros

¿Qué son los estados financieros?

Periódicamente las empresas necesitan elaborar una cantidad de informes a fin de poder comunicar de manera objetiva y fundada el “estado de salud financiera o económica” de la organización. Algunos de estos estados financieros son los llamados estados contables, en particular, los que están preparados para darlos a conocer públicamente, pues están destinados a usuarios externos. Una de las primeras necesidades de la organización social una vez aceptado el comercio fue la de registrar el patrimonio y su evolución con el tiempo. De a poco, estos instrumentos fueron modificándose y formalizándose con distintos objetivos.

Los estados financieros son imprescindibles para consolidar la credibilidad y la viabilidad de la empresa, y entre todos, a través de los procesos de análisis y comparación, muestran simultáneamente la rentabilidad, el endeudamiento, la solvencia, la rotación, la liquidez inmediata y la capacidad productiva de una organización económica.

Al remarcar que se trata de una información destinada a usuarios externos se intenta diferenciarla de la que es emitida por un interés particular de la empresa y no tiene formatos predeterminados, pues su objetivo es contribuir al beneficio de la propia organización. Los estados contables, en cambio, son de carácter obligatorio, lo que presupone la existencia de entidades que regulan y controlan la actividad de la empresa.

El Estado es el que se reserva el derecho de conocer la situación patrimonial de las empresas, obligándolas así a emitir esos estados. Este sistema tiene como fin último lograr la transparencia necesaria para evitar la evasión de cargas impositivas o falsificaciones de balances, lo que podría resultar engañoso para inversores y también para consumidores.

Las empresas tienen la obligación de recurrir a un proceso de auditoría, a través del cual se certifica la información brindada. Existen muchos tipos de estados contables, pero todos ellos comparten ciertas características: tienen una presentación estructurada de la información histórica incluyendo notas explicativas, con la finalidad de informar acerca de los recursos económicos y de las obligaciones de la entidad en un momento especificado.

En algunos casos tienen fines comparativos, buscando que se puedan encontrar fácilmente las diferencias de un período con respecto a otro. Los estados contables también pueden aparecer completos o resumidos, según el destinatario y la formalización que deberá hacerse en cada caso.

Estado de situación patrimonial

El estado financiero más importante es el estado de situación patrimonial, también conocido como balance general. Es el documento preeminente en el ámbito contable y su función es la de actuar como una fotografía clara de lo que la empresa posee y lo que debe, determinando a su vez el resultado general y su verdadero patrimonio neto.

Se fundamenta en la igualdad contable básica, que explica que la suma entre los activos que la empresa posee y los pasivos que la empresa debe representan el verdadero patrimonio neto: así, lo que se es deriva de la diferencia entre lo que se tiene y lo que se debe. Este estado contable tiene una serie de cuentas, dentro de las cuales ordenadamente se detallan los elementos mencionados. Mientras en ‘caja’ aparecerá el dinero en efectivo que se posee, en ‘deudas’ se consignará el dinero que se debe, y en ‘resultados’, la ganancia o pérdida neta de un ejercicio.

Otros estados financieros

Los otros estados financieros también son de carácter obligatorio, pero en general lo que más trasciende es el estado de situación patrimonial, que es la “fotografía central”. El estado de resultados determina la ganancia o la pérdida de la empresa en un ejercicio, clasificándolas y explicando el origen de ese resultado. El estado de evolución del patrimonio neto muestra las variaciones de esa diferencia (que explica lo que en verdad posee la empresa), mientras que el estado de flujo de efectivo resume el movimiento de los fondos durante el ejercicio, separando los ingresos y los egresos sin importar el desarrollo económico efectivo.

Un mismo evento puede tener una repercusión diferente en dos estados financieros distintos. Es por eso que la única forma de conocer realmente la situación de una empresa es ver el conjunto de los estados financieros a la fecha. Suele adherirse a estos informes una serie de notas, en las que se expresan algunas informaciones de carácter complementario, que explican los criterios de valuación aplicados, o las posibles contingencias.

El uso interno de los estados financieros

Los estados financieros también sirven hacia dentro de la organización, ya que proporcionan datos específicos en tanto resúmenes de la situación de la empresa. La alta dirección examina con cuidado los estados para comprender la situación general de la empresa. Hay una serie de informes contables que no se denominan estados, sino informes contables de gestión, que tienen un propósito meramente interno (como los presupuestos económicos y financieros a futuro). Nadie puede exigirlos pues no son de carácter obligatorio.


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Clasificaciones (2017). "Importancia de los estados financieros". Recuperado de: http://www.tiposde.org/economia-y-finanzas/893-importancia-de-los-estados-financieros/