Importancia del turismo

El turismo es una importantísima actividad económica y a la vez social; los turistas son personas que residen en ciertas partes del mundo y eligen pasar una cantidad de tiempo en otro sitio, con el fin de realizar actividades recreativas, deportivas o simplemente por el deseo de conocer otro lugar, otra cultura.

Mediante el turismo, las personas conocen y disfrutan de las bellezas naturales y culturales ubicadas en zonas alejadas del lugar donde residen. En general se considera “turista” al que se aleja de su sitio de residencia habitual por menos de un año.

Algunos países tienen políticas migratorias restrictivas, y si bien son receptivos al turismo, imponen fuertes limitaciones para evitar la inmigración ilegal: quien ingresa debe comprobar que se quedará solo por determinada cantidad de tiempo.

Turismo: una industria bastante joven

Durante el transcurso de la historia, los hombres muchas veces fueron trasladándose de un lugar a otro. Las antiguas poblaciones nómades se movilizaban buscando lugares aptos para ejercer el trabajo, para procurarse medios de subsistencia o para no ser víctimas del asedio de otros pueblos.

Llegada la civilización, las expediciones a nuevos lugares tenían un motivo de ampliación de mercados y de fronteras productivas, en algunos casos existía la intención de búsqueda de riquezas minerales, fundamentalmente oro y plata.

A partir del siglo XVIII, los hijos de la nobleza inglesa comenzaron a viajar por diferentes capitales europeas durante meses, dando nacimiento así al concepto de viaje por diversión o placer, que tuvo su explosión en el siglo siguiente. Esto que se puede considerar el germen del turismo era una experiencia limitada a unas pocas personas.

La evolución de los medios de transporte, pero fundamentalmente el mejoramiento progresivo de la calidad de vida de los trabajadores y la ampliación de sus derechos fue lo que posibilitó el desarrollo del turismo en el siglo XX. Es así como comenzaron a surgir lugares del mundo cuya principal actividad económica es, precisamente, el turismo.

Las vacaciones y el turismo

La ampliación de derechos laborales alrededor del mundo fue un proceso progresivo que tuvo diferentes dinámicas en los distintos países. El comienzo puede situarse en la abolición de la esclavitud, que sentó las bases para la evolución de estos derechos. Ante la acometida nazi, el gobierno socialista francés de Léon Blum instituyó la semana laboral de 40 horas.

Temiendo el posible estallido de una revolución socialista, debieron ir a las negociaciones con el gobierno desde una perspectiva mucho menos exigente, y terminaron otorgando por primera vez en la historia el derecho a dos semanas de vacaciones pagas, en las que el trabajador percibía su sueldo sin tener la obligación de ir a trabajar.

Fue entonces que muchas familias tuvieron, por primera vez en la vida, la oportunidad de viajar con el mero fin de disfrutar. Recién finalizada la Segunda Guerra Mundial, el fenómeno se extendió y en los años sesenta se produce la explosión del turismo, ya erigido en una verdadera industria.

Impacto económico

Está claro que el turismo tiene importantes efectos en la economía, por un lado, y en el entorno natural o el paisaje, por el otro. A la vez, incide en la vida de las poblaciones locales de los lugares visitados. En las últimas cuatro décadas el turismo creció tanto que se ha convertido, en muchos países, en uno de los recursos básicos para la obtención de divisas.

En cifras, el 8 % del total mundial de las exportaciones de bienes, pero más del 35 % del total mundial de las exportaciones de servicios se realizan en el marco del turismo, por lo que los países le dan una importancia sustancial a la promoción de sus atractivos naturales y culturales, para que lleguen visitantes y se dinamice la economía.

En países extensos de variados ambientes naturales se suele promover el turismo interno, es decir, que los habitantes del mismo país elijan regiones internas para disfrutar de su tiempo libre, de tal modo que se expanda el mercado interno y se generen puestos de trabajo en poblaciones a menudo relegadas: en países como la Argentina, por ejemplo, que dispone de diferentes atractivos naturales tanto en el norte como el sur del territorio, el 70 % de la población elige destinos dentro del propio país. El corrimiento de algunos feriados que se practica desde algunos años está orientado a promover el turismo interno.

De todos modos, el empleo que genera el turismo merece un tratamiento delicado, pues está supeditado a ciertas variables, algunas de ellas bastante imprevisibles. Por ejemplo, fenómenos geoclimáticos como erupción de volcanes o lluvias han comprometido seriamente algunas temporadas de trabajo en zonas del país.

Ciertos conflictos bélicos también han perjudicado el turismo en diferentes regiones del mundo. Se puede decir que las economías locales que dependen exclusivamente del turismo se encuentran en una situación de vulnerabilidad, que es conveniente evitar.

El turismo es una forma de intercambio económico, cultural y social que mantienen los individuos de hoy en el mundo y muchísimas personas trabajan en esta importantísima industria. A menudo las regiones que disponen de atractivos naturales o culturales se esfuerzan en promocionar sus lugares y en mejorar los servicios que pueden ofrecerles  a los turistas (hotelería, traslados, etc.).

Asimismo, algunas personas pasan mucho tiempo programando las vacaciones y buscando el destino ideal; en este circuito de retroalimentación va creciendo el turismo. Si bien algunos turistas son más conservadores y eligen ir siempre al mismo lugar en su período de descanso laboral, mucha gente prefiere cambiar y conocer distintos lugares y culturas cada vez.


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Clasificaciones (2017). "Importancia del turismo". Recuperado de: http://www.tiposde.org/economia/899-importancia-del-turismo/