A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Enviar por email


Tipos de bienes


Un bien es un servicio u objeto cuyo uso satisface cierta necesidad o deseo en el individuo que lo adquiere. Los bienes pueden ser clasificados tomando en cuenta más de un criterio, entre ellos algunos son:

De acuerdo a su escasez:

Económicos: estos bienes se adquieren pagando algún precio en el mercado.

Libres: estos bienes pueden ser utilizados por un individuo sin costo alguno.

De acuerdo a su función económica:

De capital: estos bienes son utilizados para la producción de otros por lo que por sí solo no satisface alguna necesidad o deseo del consumidor final. Algunos ejemplos son las maquinarias, equipos, edificios. Dentro de estos bienes hay dos clases: los fijos y los circulantes.

De consumo: estos bienes son producidos con el fin de satisfacer algún deseo o necesidad del consumidor final. Es por esto que se encuentran listos para usarse sin que requerir elaboración alguna. Estos bienes pueden ser duraderos o no duraderos. El duradero es aquel que no se consume inmediatamente y que, presta por un largo período de tiempo y en varias oportunidades el servicio para el que se lo produjo. Los no duraderos, en cambio, son aquellos que se consumen a corto plazo o de forma inmediata. Se lo puede utilizar una o más veces y su duración depende del material con el que esté hecho y el uso que se le dé.

De acuerdo al grado de terminación:

Intermedios: estos bienes, una vez vendidos, precisan ser sometidos a ciertos procesos de transformación. Se llaman intermedios por que satisfacen a medias las necesidades del consumidor, debido a que por sí mismos representas etapas intermedias del proceso productivo.

Finales: estos bienes, en cambio, no requieren ser sometidos a ningún proceso de transformación, sino que poseen la terminación necesaria para ser adquiridos por el consumidor. Dentro de estos se encuentran los bienes sustitutos que pueden ser usados para reemplazar a otros ya que proporcionan sus mismos usos o disfrutes. Cuando el precio de alguno de estos bienes disminuye, su consumo se incrementa, y cuando su precio aumenta, su consumo baja. Los bienes complementarios son aquellos que se usan de manera conjunta, cuando el precio de uno de estos sube, la demanda de los demás baja y viceversa.

De acuerdo al ámbito en que se usan:



Públicos: el uso de este tipo de bienes no excluye a nadie y carecen de rivalidad en su consumo. Debido a esto, estos bienes o servicios suelen ser proporcionados por el Estado.

Privados: estos son suministrados por empresas privadas a aquellos individuos que estén dispuestos a pagarlo, es por esto que sí existe la exclusión en su consumo.

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.


Artículos Relacionados: