A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Enviar por email


Tipos de franquicias


Se entiende por franquicia aquel sistema donde dos personas o, en su defecto partes, comienzan a trabajar juntas cuando el “franquiciador” le permite a la otra parte usar su sistema empresarial y marca, a cambio a un pago.

Las franquicias pueden ser clasificadas según:

- El derecho que ceden:

  1. Industrial: en este caso se accede a los derechos en cuanto la tecnología, los métodos de fábrica, el comercio de la producción, es decir que el método productivo debe respetar ciertas normas. Este tipo de franquicias resultan ser de costos muy elevados. Son utilizados en la producción de alimentos, bebidas, ropa, entre otros.
  2. Comercial: estas franquicias son utilizadas para explotar la venta de los productos finales. Ésta es la forma más sencilla y conlleva grandes ventajas, ya que permite utilizar la exclusividad de la marca. Algunos ejemplos son: cosméticas (perfumería), negocios de comida (supermercados, comidas preparadas o congeladas), telecomunicaciones (celulares, electrodomésticos chicos), calzados, entre muchos otros.
  3. Servicios: este tipo de franquicias se dedican a prestar toda clase de servicios.  Algunos ejemplos son: de mensajería, viajes, agencias inmobiliarias, centros de belleza, consultoras, centros para practicar deportes o  realizar ejercicio, clubs para alquilar películas, entre muchos otros.
  4. Restaurantes: dentro del ámbito de las franquicias esta es la más importante, ya que resulta muy recurrido. La publicidad adquiere un carácter fundamental. Algunos ejemplos son casas de comida rápida, de hamburguesas, confiterías, restaurantes especializados o tradicionales, casa de chocolate, helados, comida light o vegetariana.

- Según quien accede a la franquicia:

  1. Inversión: es la que menos se usa. En este caso los inversores, es decir aquellas personas que acceden a la franquicia, no se encuentra presenten en la gestión de la misma, sólo actúa como directores y supervisores, pero de manera parcial.
  2. Gestión: en este caso la franquicia es dirigida de manera profesional, pero quien ha accedido a ella  no necesita gestionarla durante todo su tiempo. Son utilizadas para ampliar negocios previos.
  3. Auto empleo: ésta es la más utilizada. En este caso quien accede a la franquicia dedica su vida laboral a gestionarla. Por lo general estas personas deben dedicarle gran parte de su tiempo a trabajar y poseer la capacidad de dirigir al personal y relacionarse con el franquiciador.

- Además pueden ser clasificadas por el tipo de contrato utilizado:



  1. Máster: en estos contratos las franquicias son utilizadas para poder progresar y abrir nuevas cedes en lugares lejanos al máster, es decir el primer local que entró en funcionamiento. En este caso los períodos para utilizar las franquicias suelen ser a largo plazo. Suelen ser inversiones muy costosas y normalmente son utilizadas para exceder las fronteras nacionales. Las ventajas que otorgan no sólo remiten al acceso de mercados que no sean asequibles a causa de las distancias, sino que también son útiles para la utilización de nuevos recursos y no necesitan altos niveles de dirección y control.
  2. Individual: esta clase de contrato es la más frecuente. Quien accede al derecho de la franquicia puede abrir una sola sede, y suele ser explotada por esa misma persona. Generalmente aquí no se registran fracasos.
  3. Áreas de desarrollo: en este caso es posible que una misma persona pueda explotar varias sedes de manera simultánea. Una de las ventajas para el franquiciador es que solo debe mantener relaciones con una sola persona, lo cual también puede resultar muy riesgoso, es por ello que no es muy utilizadas.

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.


Artículos Relacionados: