Concepto de calidad

¿Qué es la calidad?

Diariamente escuchamos frases en donde se designa a los objetos como de mejor o peor; menor o mayor calidad. Esta costumbre social se deriva fundamentalmente, de que los seres humanos estamos midiendo constantemente la diferencia que existe entre la expectativa y la percepción que tenemos de un mismo objeto (material o inmaterial de igual manera).

Cuando se hace referencia a la calidad de algo, se está aludiendo al nivel de todas aquellas características inherentes al objeto, que hacen que se lo pueda comparar y ordenar jerárquicamente en torno a los otros de su mismo tipo o especie. Uno de los casos más frecuentes se da con la prestación de un mismo servicio que pueden otorgar diferentes empresas.

De este modo, por ejemplo, si tuviéramos la posibilidad de probar el servicio de dos compañías telefónicas y viéramos que en el caso de la empresa A el servicio funciona bien y no se corta, mientras que en la B sufre cortes constantes por falta de señal; estaríamos en condiciones de decir que la empresa A brinda un servicio de mejor y mayor calidad que la empresa B.

Dado que este concepto se basa en la percepción del consumidor, puede decirse que se trata de algo abstracto y absolutamente subjetivo. Sin embargo, con el paso de los años se han ido formando ciertos criterios universales en torno a la calidad de un producto.

De esta forma, tuvo lugar el surgimiento de una de las entidades más conocidas del mundo en control de calidad, con la que surgieron ciertas normas que los fabricantes y/o prestadores deben cumplir para que su nivel de calidad sea certificado. En este caso la Organización Internacional de Normalización, más conocida como ISO por ejemplo, establece las normas ISO en sus diferentes variantes como ser ISO 9000, ISO 9001, ISO 9004 e ISO 19011; cada una para un ámbito especifico.

Para la correcta comprobación de la calidad, se requiere contar con la identificación de una serie de medidas y criterios que puedan demostrarla; así como también es necesario que exista un proceso que esté implementado, que garantice que el producto ha logrado el nivel de calidad que se desea, y que puede ser repetido cuantas veces sea necesario.

Para establecer un parámetro referente a la calidad deseada, deben tenerse en cuenta los deseos y necesidades del sector al cual el producto va destinado. Por ejemplo, no serán los mismos requerimientos los que presente un niño menor a diez años, a los que presente un adulto mayor de treinta; de este modo debe analizarse primero que sector se pretende abarcar, y cuáles son sus requerimientos.

En general se establece que para obtener una buena calidad, debe estar presente en todos los pasos del proceso que se da desde que el producto comienza a elaborarse, hasta que es entregado al cliente. Es por esto, que para que se obtenga una buena calidad por completo debe saberse en forma clara y precisa lo que el cliente pretende, debe presentarse un proyecto exhaustivamente estudiado y elaborado, debe realizarse un proceso de elaboración que sea adecuado para el tipo de producto que se quiere fabricar, y deben cumplirse todas aquellas especificaciones necesarias en forma minuciosa.

Además, debe ofrecerse servicios de embalaje y transporte buenos para que el producto no se vea alterado, y se debe implementar un buen servicio posterior a la venta. Si todos estos factores son respetados, se considera que un producto está en condiciones de ser aceptado dentro del rango de buena calidad.


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Clasificaciones (2017). "Concepto de calidad". Recuperado de: http://www.tiposde.org/empresas-y-negocios/914-concepto-de-calidad/