A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Enviar por email


Tipos de leucemia


El término leucemia hace referencia a un conjunto de enfermedades de carácter maligno ubicadas en la medula ósea, ocasionadas por un crecimiento desproporcionado de glóbulos blancos en ella.

LEUCEMIA MIELOIDE CRÓNICA: esta clase de leucemia se caracteriza por un aumento de los glóbulos blancos de la serie granulocítica (los granulocitos son células propias de la sangre conocidas por la manera que tienen de matizar  los orgánulos de su citoplasma). Tiene su origen en la célula madre, y se basa en una proliferación de células mieloides. Aunque sus causas se desconocen, existen investigaciones las cuales demuestran que un acrecentamiento en las dosis de radiación en el ser humano, pueden ocasionar la aparición de este tipo de leucemia.

LEUCEMIA LINFOIDE CRÓNICA: incide sobre los glóbulos blancos, los cuales, aunque no tienen la capacidad de llevar a cabo su función inmunitaria, alargan su vida de manera anormal. A partir de ello, se observa un aumento de linfocitos en la sangre y la medula ósea. Por lo que el sistema inmunológico permanece debilitado.

La linfoide crónica es el tipo más frecuente y no suele presentar síntomas en lo que se refiere a sus primeras fases.

LEUCEMIA LINFOIDE AGUDA: se caracteriza por la aparición de neoplasias de carácter maligno, las cuales inciden sobre la medula ósea. De esta manera los linfocitos no pueden realizar sus funciones de manera correcta, ocasionando la aparición de diversas infecciones. Otros síntomas son: la anemia, provocada por la baja de hematíes, y múltiples hemorragias, originadas por la disminución de plaquetas.

La linfoide aguda suele presentarse en los primeros diez años de vida, y el peligro de aparición aumenta durante la adultez.

LEUCEMIA MIELOIDE AGUDA: esta clase de leucemia presenta un aumento de las células anormales que se ubican en la médula ósea, obstaculizando la producción de glóbulos rojos. Los síntomas típicos son cansancio, infecciones , hematomas en distintas partes del cuerpo, dificultad para la coagulación, etc. Todas estas afecciones son causadas por la disminución de glóbulos rojos y plaquetas. La leucemia mieloide aguda suele ser mas común en las personas adultas, y el riesgo de contraerla se va ampliando con la edad.

LEUCEMIA MIELÓGENA: se presenta cuando determinadas células de la sangre dejan de madurar, y al reproducirse sustituyen a las que son normales, generando una proliferación de células afectadas. Se observa principalmente en niños menores de un año, y adultos mayores de 30.



Al debilitarse el sistema inmunológico, como consecuencia de la proliferación de células anormales, la tendencia a la aparición de bacterias y virus aumenta considerablemente.

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.


Artículos Relacionados: