Tipos de desarrollo

El desarrollo, según la Real Academia Española, implica una acción de desarrollar. Esta acción es la que logrará que algo o alguien avance, se agrande, se extienda en el transcurso de un determinado tiempo. Estas acciones luego se convierten en procesos.

También se conoce como desarrollo al proceso de cambios coherentes y ordenados que tienen todas las estructuras psicofísicas de un organismo, desde la gestación hasta la misma muerte. Este es un proceso continuo que comienza al mismo tiempo que la vida.

El desarrollo puede aplicarse a diversas áreas, ya sean físicas (como la musculatura, por ejemplo) o intangibles (como puede ser el intelecto), y de acuerdo a ellas tenemos diferentes tipos de desarrollo. También podemos hablar de desarrollo para hacer referencia al transcurso del tiempo.

Clases de desarrollo

Desarrollo tecnológico: este tipo de desarrollo es el que ocurre cuando la tecnología avanza o se mejora en diferentes aspectos. Ya que ésta surgió para facilitarnos y mejorarnos la vida, el fin de la misma será siempre ése, hacer cada vez las cosas más fáciles, más simples, si es que no te has perdido ningún escalón de la tecnología, aunque muchos discuten esta cuestión.

El avance tecnológico conlleva la incorporación de nuevos conocimientos por parte de quienes la crean y de quienes la utilizarán para poder utilizar esas herramientas y al mismo tiempo el nivel de desarrollo tecnológico nos habla del desarrollo social y económico de una región, ya que incluye cuestiones tales como el poder adquisitivo. El desarrollo tecnológico tiene gran peso en campos como la medicina, donde año a año se simplifican los procesos de análisis del cuerpo humano en sus diversas dimensiones.

Un claro ejemplo del desarrollo tecnológico es el que vemos con los teléfonos celulares, en los cuales podemos apreciar innovaciones cada vez más avanzadas, como poder medir la presión sanguínea con los mismos o también la aparición de los Smart TV, en donde se puede realizar una conexión a Internet en un televisor.

Desarrollo biológico o humano: en este sentido hablamos del desarrollo de los seres vivos, de su crecimiento. El desarrollo en ellos implica cuatro procesos que todos deben atravesar: nacer, crecer, reproducirse y morir. Estas acciones involucran también a las células, que se comienzan a formar, cumplen sus funciones y mueren.

En cuanto a lo mental, el intelecto también tiene un desarrollo acorde a la edad del ser humano, el que se va adquiriendo a través de lo empírico y el ejercicio mental, y por otro lado los animales acumulan conocimientos a lo largo de su vida, por lo que ambos desarrollan el intelecto. Se podría afirmar que este aprendizaje hace a la madurez mental. Se dice que el proceso de desarrollo biológico de un individuo implica un perfeccionamiento constante hasta lograr el mayor objetivo.

Desarrollo económico: el desarrollo económico es aquel que ocurre cuando los ingresos suben, o sea los de un Estado o región, o los de una familia. Este tipo de desarrollo tiene como fin crear y mantener la riqueza que sustente a ese Estado y al mismo tiempo promover el bienestar de los habitantes. Es necesario para que digamos que hay desarrollo económico que éste sea constante y que esté acompañado de políticas sociales que incluyan a los habitantes en ese crecimiento.

El desarrollo económico es el resultado de saltos cualitativos (capital que viene tanto del exterior como del interior del país o región), los cuales al mismo tiempo son causa de tasas de crecimiento que se han mantenido altas y constantes a lo largo del tiempo, facilitando la acumulación de capital.

Para que se produzca un incremento económico a nivel país, se pueden explotar recursos, establecer convenios con otros países, crear nuevas industrias, etcétera. En cambio, para que el nivel económico de una familia crezca, hay muchos factores en juego: la formación académica, el nivel social, las oportunidades laborales, entre otros. Quien se ocupa del estudio de este tipo de desarrollo es una rama de la economía llamada economía del desarrollo.

Desarrollo social: nos indica el nivel de crecimiento de una sociedad en varios aspectos, este tipo de desarrollo implica una investigación comparativa, ya que vemos el desarrollo con respecto a años atrás, a otras ciudades que tienen las mismas posibilidades o condiciones, con respecto al bienestar de sus habitantes, etcétera. Dentro de este tipo de desarrollo encontramos algunos más, como desarrollo económico (ya descripto), político (avance de las ciencias políticas y sus limitaciones y aplicaciones en una región), infantil (crecimiento del niño y seguimiento del mismo de forma tanto física como psicológica, hasta que llega a la etapa adulta), metropolitano (crecimiento de las ciudades y sus habitantes) y más.

Desarrollo sostenible: es el tipo de desarrollo que permite que existan mejoras en la calidad de vida de las personas en el presente, sin comprometer los recursos disponibles para las generaciones futuras. Esto implica la utilización eficiente de dichos recursos, pero sobre todo de aquellos que son no renovables. Para que el desarrollo sostenible sea posible, se necesitan tres sujetos en armonía: sociedad, medio ambiente y economía.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Clasificaciones (2017). "Tipos de desarrollo". Recuperado de: http://www.tiposde.org/general/1097-tipos-de-desarrollo/