A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Enviar por email


Tipos de pinturas (técnicas)


La pintura es una representación de ideas u objetos que se realiza de manera gráfica y se lleva a cabo por medio de la utilización de pigmentos. La pintura es considerada una de las Bellas Artes y se la puede clasificar según qué tipo de técnicas se utilicen, las cuales varían de acuerdo a la forma en que son diluidos y fijados los pigmentos.

Óleos: estas pinturas se obtienen a partir de la dilución de polvos de diversos colores con aceite. Suele ser una de las pinturas que más usan los artistas y se caracteriza por poder aplicarese en las más diversas superficies, como tela y madera, entre otras. Además, sus colores son brillantes e intensos. Para llevar a cabo esta técnica, se precisan pinceles, paleta, aceite de linaza para la limpieza de pinceles y para aguar la pintura.

Témperas y acuarelas: los pigmentos de la acuarela son sólidos y deben ser disueltos en agua para poder utilizarse. Mientras que los óleos ofrecen grosor y opacidad, las acuarelas generan un efecto velado, de allí que la transparencia es su característica principal. Las témperas poseen características muy similares a las acuarelas, salvo que sus pigmentos se aglutinan con pegamento, por lo que su textura se acerca a la de los óleos y poseen menor luminosidad que las acuarelas.

Pastel: esta técnica es muy antigua y permiten al pintor trabajar de forma veloz, ya que la pintura se encuentra seca. Se venden en forma de barras formadas por pigmentos y pegamento. Los colores pastel ofrecen contraste, luminosidad, saturación e intensidad. Son muy eficientes para la creación de sombras y luces en las representaciones.

Acrílicos: estos están compuestos por pigmentos, resina y agua y poseen características similares a las del óleo, aunque el brillo que ofrecen es menor. Estas pinturas se caracterizan por no oscurecerse con el paso del tiempo y además, se secan rápidamente.

Temple: para hacerlas se debe mezclar grandes cantidades de polvo de color fino con yema de huevo y agua destilada. Estas suelen aplicarse en los materiales más diversos, como papeles de diario, madera o metal.



Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.


Artículos Relacionados: