A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Enviar por email


Tipos de carga


La palabra carga tiene múltiples significados, uno de ellos alude a aquellas cosas que se transportan, ya sea utilizando algún vehículo, animal o haciéndolo la propia persona. Las mercancías que se transportan para ser comercializadas, y que por tanto requieren un cuidado específico, se clasifican en los siguientes tipos:

Maquinaria pesada: este tipo de carga transporta a maquinarias de gran tamaño y peso, generalmente aquellas utilizadas en el ámbito de la construcción.

Automotriz: esta carga contiene aquellos materiales asociados con el transporte y la industria automotriz, como su nombre indica.

Valiosas: estas cargas están compuestas por productos que presentan un valor muy elevado, tal es el caso del dinero, obras de arte y joyas. Para estos productos se utilizan vehículos que cuentan con seguridad especial y son transportados por varias personas, entre ellos policías o guardias de seguridad que los resguarden de hechos delictivos.

Refrigerados: este cargamento está compuesto por artículos farmacéuticos o alimenticios, entre otros, y que precisan ser transportados a la temperatura que el producto precisa mantenerse. Para estas cargas se necesitan transportes especiales que cuenten con la posibilidad de regular la temperatura.

Peligrosa: los objetos de estas cargas deben ser sometidas a cuidados sumamente estrictos. En caso de que haya algún accidente vial o falle el compartimiento en el que son trasladados pueden afectar al medio ambiente o bien, poner en riesgo la vida de las personas. Esto se debe a que las mercancías de este tipo tienen carácter oxidante, explosivo, inflamable, combustible, corrosivo, venenoso o radioactivo.

A granel: esta clase de carga está compuesto por mercancías que se trasladan en enormes cantidades, usando al vehículo en sí como su recipiente. Dentro de éstas hay dos clases, el granel líquido y el sólido. En el primer caso, los productos se hallan en estado gaseoso o líquido, como por ejemplo la gasolina, el petróleo y el gas natural comprimido. El granel sólido, en cambio, consiste en productos sólidos, como el cemento, la madera o el carbón.



General: dentro de esta categoría se hallan productos que, estando en estado sólido, gaseoso o líquido, no representan un peligro para las personas ni para el medio ambiente. Se trata de productos que no tienen un tiempo que limite su vida y pueden estar o no embalados. Algunos ejemplos de estas cargas son las telas, ropa o calzado. A grandes rasgos, esta carga se la puede dividir en unitarizada y fraccionada. Esta última alude a aquellos productos que se agrupan en unidades como contenedores o pallets. La unitarizada es aquella carga compuesta por elementos individuales y sueltos, como por ejemplo cajas o paquetes.

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.


Artículos Relacionados: