Tipos de invernaderos

Los invernaderos son construcciones hechas con el fin de poseer un micro clima apto para el cultivo de plantas.

Existen diversos tipos de invernaderos que pueden ser clasificados según:

El microclima:

  1. Frescos: estos son utilizados para que la temperatura mínima ronde entre los cinco y siete grados. En  aquellos lugares que el clima es menos caluroso la temperatura puede ser más elevada. Su función es que sea un lugar apto para los cultivos de estación templada durante los meses más calurosos, es posible cultivar varias semanas antes que en el invernadero de tipo frío y las plantas son protegidas contra las heladas.
  2. Fríos: estos son los invernaderos más económicos por que lo único que se necesita es una armazón que reciba los rayos solares. En aquellos lugares donde los inviernos sean muy fríos, dentro de invernadero podremos hallar una temperatura que supere la exterior por cinco grados. Estos son utilizados para el cultivo y almacenamiento de las plantas de tipo semillero
  3. Cálidos: estos son los más caros por que debe encontrarse a una temperatura que no sea inferior a los dieciocho grados, es decir que debe ser suministrado calor. En su interior suelen ser cultivadas plantas de zona tropicales o subtropicales.
  4. Templados: normalmente estos invernaderos mantienen temperaturas que no sean menores a trece grados. El suministro de calor será regulado en relación a la temperatura exterior. Resultan ambientes propicios para plantas anuales y hortalizas.

También serán clasificados según su estructura y materiales de los cuales estén hechos:

  1. Parral: estos invernaderos encuentran su origen en España, en un principio eran hechos de alambres y palos. Hoy en día es usual que estén hechos de caños y postes. Suelen ser de tres metros o tres metros y medio de alto y mínimo veinte de ancho. Muy rara vez son construidos con pendiente, en caso que sea necesario no exceden los quince grados. La ventilación es gracias a sus aberturas en los costados.
  2. Capilla: estos fueron uno de los primeros invernaderos que comenzaron a ser utilizados. Miden entre seis y doce metros de ancho y el largo puede variar según las necesidades. Su techo tiene un ángulo que varía entre los quince y treinta y cinco grados. En cuanto a su ventilación, generalmente no representa un gran problema, sólo cuando varios invernaderos son dispuestos uno al lado del otro.
  3. Dientes de siembra: son una variante de los anteriores, es decir de los de tipo capilla. Se comenzaron a usar en aquellos lugares donde los niveles de radiación eran muy altos y las lluvias escasas. Su techo tiene un ángulo de inclinación que varía entre los cinco y quince grados, teniendo en cuenta la disposición con respecto al sol.
  4. Techo curvo: Generalmente estos invernaderos están hechos con caños, postes de madera y su techo suele ser de chapas. Su ancho varía entre seis y ocho metros y su largo depende de las necesidades.

Artículos Relacionados:

Cómo citar este texto

Enciclopedia de Clasificaciones. (2016). Tipos de invernaderos. Recuperado de: http://www.tiposde.org/general/588-tipos-de-invernaderos/