Tipos de personas o personerías

De acuerdo al código civil argentino,  se considera persona a aquellos entes que sean susceptibles de adquirir tanto derechos como obligaciones.

En derecho, las personas son divididas en dos categorías, una de ella es la de personas físicas, que son aquellas que cuentan con una existencia visible, que tienen signos de humanidad y poseen nombre y apellido.

Aquellas personas que carezcan de existencia visible son denominadas personas jurídicas o ideales. Dentro de esta categoría encontramos los siguientes tipos:

Personas jurídicas de carácter público: la creación de las personas de este tipo son instituidas a  por normas propias del derecho público y son creadas a partir de algún acto administrativo o por medio de una ley. Las personas de este tipo son creadas para la satisfacción de intereses públicos o bien, para que algún servicio público funcione. En la Argentina, las personas jurídicas de carácter público que existen son el Estado Nacional, los municipios y provincias, las entidades autárquicas y la Iglesia Católica. Las entidades autárquicas se caracterizan por ser entes estatales, gobernarse a sí mismas, tener al interés público como finalidad y contar con un patrimonio independiente del Estado.

Personas jurídicas de carácter privado: las personas de este tipo se caracterizan por ser reguladas o instituidas por el derecho privado y existen aquellas que precisan de la autorización del Estado para existir y las que no. En el caso de las que sí la necesitan, se encuentran algunas sociedades comerciales, ya sean cooperativas, sociedades de economía mixta, entidades financieras o compañías de seguros, entre otras. También se encuentran las fundaciones, que cuentan con un patrimonio destinado a fines altruistas. Otra persona de carácter privado son las asociaciones, que pueden tener diversos fines, ya sean culturales, científicos, deportivos o artísticos. También existen otras entidades como las universidades privadas, academias nacionales y asociaciones profesionales que se incluyen dentro de las personas que precisan de la autorización del Estado para su existencia.

Dentro de las que no necesitan una autorización estatal para existir se encuentran las sociedades de hecho e irregulares con objeto comercial, las sociedades comerciales regularmente constituidas y las sociedades civiles.

Persona jurídica constituida en el extranjero: dentro de esta categoría se distinguen aquellas de carácter público, como lo son los Estados extranjeros, sus municipios y provincias y las entidades autárquicas. Mientras que las personas de carácter privado son asociaciones, corporaciones o establecimientos que sean privadas dentro de su propio país.


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Clasificaciones (2017). "Tipos de personas o personerías". Recuperado de: http://www.tiposde.org/general/693-personas-o-personerias/