A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Enviar por email


Tipos de perfumes


Los perfumes son aquellas sustancias que se utilizan para otorgar un  buen aroma y se pueden aplicar a los objetos como a las personas. De acuerdo a su concentración y a su aroma se los puede clasificar de distinta manera.

Según su aroma se encuentran los siguientes:

Cuero: bajo este nombre se clasifican a todos aquellos perfumes cuyo aroma se vincula con el tabaco, cuero, fragancias ahumadas o incluso maderas quemadas. Dentro de esta clasificación se encuentran las siguientes variedades: cuero, cuero tabaco y cuero florido.

Floral: aquí se ubican todos aquellos perfumes que cuentan con esencias florales para su producción, como por ejemplo rosa, jazmín o lila, por lo que resultan la variante más importante. Algunas opciones dentro de los perfumes florares son: florido madero, florido vigoroso o florido lavanda.

Helecho: dentro de esta clasificación se ubican a todos aquellos perfumes que posean esencias de musgo de encina, comino o lavanda. Estas pueden ser combinadas con aromas de madera y bergamota.  Algunas opciones dentro de este tipo de perfume son: helecho, helecho ambarino, helecho especiado y helecho aromático.

Chypre: bajo este nombre se ubican todos aquellos perfumes que contienen aroma de bergamota, pachuli o musgos de encina. Las variedades que existen en esta clasificación son: Chypre, Chypre cuero, Chypre aromático, Chypre frutal, Chypre verde y Chypre florido.

Ambarino: estos perfumes cuentan con un aroma suave y suelen ser conocidos bajo el nombre de perfumes orientales. Algunas variedades dentro de esta clase son el ambarino suave, ambarino hespérides, ambarino maderero florido o semiambarino florido.

Hespérides: son los que están compuestos por esencias de cítricos, ya sean de pomelo, bergamota, naranja, limón o mandarina. Algunas variedades dentro de esta clase de perfume son: hespérides, hespérides madera, hespérides aromática, hespérides especiada y hespérides floral Chypre.

De acuerdo a la concentración del perfume se puede hablar de las siguientes variantes:

Perfume: este tipo de sustancia, también conocida bajo el nombre de extracto se caracteriza por contar con la mayor concentración de esencia, que alcanza entre un 16% y un 40%, y es combinada con alcohol cuya graduación resulta muy elevada. Con tan sólo usar algunas gotas, este perfume logra permanecer por largo tiempo y manteniendo su intenso aroma.

Agua de perfume: este tipo de fragancia combina los mismos elementos que la anterior pero la concentración de esencias es menor, ya que va desde un 10% hasta un 19%. Para que su intensidad y durabilidad perduren, es necesario utilizar una mayor cantidad que en el caso de la sustancia anterior.



Agua de tocador: la concentración de esencia aromática que presenta esta clase de fragancias es baja, siendo de entre 5% y 7%. Se caracterizan por ser perfumes diluidos y que resultan refrescantes, es por eso que son muy utilizadas para uso diario.

Agua refrescante: la concentración de esencias es más baja que la anterior, ya que sólo llega a alcanzar un 3%. Se caracterizan por ser fragancias sumamente refrescantes y diluidas y se las suele aplicar varias veces al día debido a la suavidad de su olor.

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.


Artículos Relacionados: