Importancia de la planeación

¿Qué es la planeación?

La planeación es una parte fundamental en toda tarea, porque es el momento en el que las personas determinan cada una de las etapas que transcurrirán desde que comience la ejecución del proceso hasta su finalización. Adquiere una vital importancia en la medida que casi todas las tareas se realizan en grupo y requieren de la colaboración de todos para llegar a buen puerto.

En el mundo actual, es común que quienes realizan una tarea colectiva estén realizando al mismo tiempo muchas otras tareas, ya sea con otros grupos o de forma autónoma. Si bien es irremplazable el trabajo en grupo y otorga muchas ventajas, como la pluralidad de criterios y la multiplicidad de opiniones, este conlleva la necesidad de organizarse con inteligencia y orden, en busca del objetivo común.

Si mediante  la planeación todos adquieren cabal conciencia del plan de trabajo, se atenuarán las diferencias de opinión entre los individuos, o al menos, estas no incidirán negativamente en el curso de acción, y será más fácil la tarea. La planeación se apoya en un objetivo determinado y traza una línea entre la situación actual y el horizonte al que se quiere llegar en un plazo más bien corto, considerando los recursos con los que se cuenta, las obligaciones a las que se debe atender y las contingencias que podrán aparecer.

La planeación empresarial

La mayoría de las empresas cuentan con una serie de elementos que las identifican más allá de su nombre, su razón social y sus elementos constitutivos. Suelen tener una misión y una visión, es decir, un conjunto de expresiones escritas que explicitan de una forma clara a dónde quiere llegar la empresa en un futuro.

En general, son voluntades que se perciben como un tanto ideales o utópicas, cuyo cumplimiento beneficia a la empresa tanto como a toda la sociedad. Si bien nadie puede afirmar que esa misión o visión no se ha tenido en cuenta, tampoco la empresa podrá asegurar con toda certeza que sí se ha atendido a ellas. Es por eso que todas tienen, también, una serie de metas y objetivos a un plazo corto e inmediato, que son los logros a los que se aspira en el corto plazo.

Con ellos no hay matices ni imprecisiones: debe ser realista y lo suficientemente detallado como para permitir luego un correcto análisis del desempeño de la organización. En en estos casos donde se hace visible la importancia de la planeación, que cuenta con cuatro etapas características que van desde la identificación del problema a resolver, la evaluación de las posibles alternativas,  la elección de la más conveniente y luego la ejecución del plan.

A un plazo determinado debe poder garantizarse si se han cumplido o no los objetivos y si el problema ha sido resuelto o no, pero también debe poder hacerse un seguimiento que anticipe ese balance. Por lo que se ha dicho, la planeación contempla respetar a rajatabla los tiempos y se ocupa mucho por la eficiencia, por lo que no puede la empresa quedar atada a una estrategia dada.

Si la empresa quiere intentar tener determinado comportamiento en su acción, probablemente deba resignar en alguna medida sus exigencias en cuanto a tiempos, cosa que está permitida en la planeación. Si busca, por ejemplo, abastecerse de materias primas al menor precio posible, puede que tarde algo más en conseguir esas materias primas. Lo mismo podrá ocurrir si se quiere adoptar determinada filosofía en relación al medio en el que se trabaja.

La planeación en la cotidianidad

La planeación también ocurre en la vida cotidiana, y ninguna persona está exenta de ello. Sin embargo, aquí la cuestión no es tan sistemática y no requiere de una comunicación tan efectiva: las personas son más conscientes de los resultados de sus acciones, y en función de ello determinan con facilidad los caminos a tomar.

Pese a esto, se puede hablar de la importancia de la planeación en este aspecto y en él, el contexto también es determinante. Si bien todas las personas toman en algún punto en cuenta las condiciones climáticas antes de salir de sus casas, lo hacen en mayor o menor medida según la importancia que le den a ello y según sus objetivos. Quien deba ir a una reunión importante, seguramente se ocupe con mayor seguridad de no quedar expuesto a la lluvia.

Pese a esta aparente sencillez, hay personas que son más hábiles o previsoras que otras para planear su vida, tanto a corto como a mediano o largo plazo. En determinadas situaciones, como la compra de un inmueble, un cambio laboral, un viaje, etc., una buena y prudente planeación puede ahorrar bastante tiempo y dinero.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Clasificaciones (2017). "Importancia de la planeación". Recuperado de: http://www.tiposde.org/general/864-importancia-de-la-planeacion/