Importancia de la actividad física

¿Qué es la actividad física?

Se considera actividad física a los movimientos que realizan las personas y en los que intervienen sus músculos, en la medida que la realización de esos movimientos tengan cierto orden y frecuencia y exija gasto de energía. Básicamente, es el trabajo que realiza el cuerpo por fuera de sus procesos normales, a partir de una exigencia algo superior, que puede asumir distintos niveles de acuerdo al grado de entrenamiento y preparación con que cuente cada persona.

El deporte es la forma más habitual y a menudo más popular para la puesta en práctica de la actividad física, pues allí se combinan el movimiento corporal y la exigencia de los músculos con un sentido lúdico de diversión entre los participantes, y también de aprendizaje.

Pero el comienzo de la actividad física del ser humano no llegó a través de la búsqueda de un pasatiempo con carácter de juego, sino más bien apremiado por la necesidad: en una época de comunidades nómades, el movimiento era necesario para la subsistencia, y en muchos casos tenían que recorrer distancias enormes para procurarse el alimento.

El atletismo, la primera manifestación deportiva de la historia que tuvo origen en Grecia, vino a recoger esa iniciativa del movimiento que la propia existencia del ser humano en la Tierra había impuesto.

Para todos los gustos

A partir de cierto momento, la difusión de la actividad física creció, incorporándose a distintos ámbitos. El atletismo se diversificó en distintas prácticas, y fueron apareciendo distintos deportes que privilegian la estrategia, la táctica, la persistencia, la disciplina, la preparación física y el esfuerzo.

En algunos hay determinados objetos además del propio cuerpo humano, en algunos, el juego se desarrolla de forma individual y en otros de manera colectiva. Pero en todos los casos está involucrada la actividad física, para la cual siempre es necesario un entrenamiento global de todo el cuerpo, más allá de las particularidades de cada disciplina.

El ejercicio físico anaeróbico implica una actividad de corta duración y gran intensidad en la que el metabolismo se desarrolla solo en los músculos y empleando sus reservas de energía, sin usar el oxígeno de la respiración. En el ejercicio aeróbico hay un consumo de oxígeno asociado a una alta tasa de respiración, con activación de todo el sistema cardiovascular para responder a esa demanda. El complemento entre estos dos es el que fortalece a los deportistas, que deben sostener un nivel de entrenamiento suficiente como para mantener el ritmo muy fuerte que suelen exigir estas disciplinas.

La relevancia de la actividad en los jóvenes

Tan grande es la importancia que se otorga a la actividad física en la formación integral del individuo que se la incluye como asignatura obligatoria de enseñanza para los alumnos de los distintos niveles de escolarización.

Es importante que los niños tengan un acercamiento a la educación física y que valoricen el cuidado de su cuerpo y adquieran el hábito del entrenamiento. Se recomienda que todos los niños y jóvenes entre 5 y 17 años dediquen como mínimo una hora diaria a la práctica de actividades físicas (preferentemente aeróbicas), de intensidad moderada y también algo mayor, pues están preparados para hacerlo y es la edad adecuada para fortalecer sus músculos de ese modo.

Es lo más probable que al joven no se le vuelva cargoso realizarlo, solo se trata de dejarlo encontrar el deporte en el que se sienta cómodo, seguramente uno que tenga un gran componente de juego.

Suele ser también un espacio donde el joven aprende determinados valores positivos útiles para la vida, como el esfuerzo en equipo, el hecho de aprender a tolerar la derrota y el respeto por una serie de reglas comunes para todos.

También indispensable para los adultos

La importancia mayúscula de la actividad física, sin embargo, está en la fuente de vitalidad y los beneficios que trae para la salud a cualquier edad. Se considera que no hay persona que esté eximida de la necesidad de realizar actividad física por sus ventajas, pero también y quizá sobre todo por las desventajas que produce la inactividad.

El sedentarismo es el cuarto factor de riesgo en lo que respecta a la mortalidad mundial, ya que se lo ha asociado a cantidad de cánceres de mama y de colon, también a muchos casos de diabetes y a otros tantos de cardiopatías. Un nivel adecuado de actividad física en adultos reduce el riesgo de hipertensión, mejora la salud ósea y funcional, y ayuda a controlar el peso por el equilibrio en el gasto energético.

No es necesario realizar actividad física en exceso o de alta intensidad, especialmente si uno no está acostumbrado ni entrenado: las personas que realizan actividad física durante aproximadamente siete horas a la semana reducen un 40 % el riesgo de muerte prematura, en comparación con las que se encuentran activas menos de 30 minutos a la semana.

Artículos Relacionados:

Cómo citar este texto

Enciclopedia de Clasificaciones. (2016). Importancia de la actividad física. Recuperado de: http://www.tiposde.org/general/900-importancia-de-la-actividad-fisica/