Importancia de la organización

¿Qué es la organización?

La organización es el proceso a partir del cual dos o más personas, una vez definida su intención de coordinar para cumplir un objetivo en conjunto, definen el rol que tendrá cada uno dentro de la tarea a desarrollar, con el objetivo de poder alcanzar la mayor eficiencia en la tarea.

Espacios de organización pueden verse en todos los ámbitos de la sociedad, y la capacidad de organizarse es lo que le ha dado a los seres humanos la posibilidad de subsistir y de adaptarse al medio circundante, con un progresivo alargamiento de la esperanza de vida.

Prácticamente nada de lo que vemos a nuestro alrededor podría haberse realizado si las personas no hubieran decidido organizarse: el trabajo en cualquiera de sus formas pasa por un proceso de organización, mientras que la familia es también una estructura en la que las personas se organizan para ayudarse entre sí a cumplir una serie de objetivos.

La importancia de las organizaciones como empresas

Tanto es así que “organización” es una palabra equivalente a “empresa” en ciertos contextos. Se puede decir que una organización es un conjunto de personas con el objetivo de desarrollar una tarea dada, que puede ser con fines de lucro o sin ellos, lo que define su vocación fundamental, pero no la exime de compartir determinadas características.

Las organizaciones permiten unir esfuerzos entre los individuos, lo que indudablemente da por resultado mucho más que la suma de los esfuerzos individuales: los innumerables emprendimientos a través de los cuales unas pocas personas llegaron a desarrollar productos o servicios muy funcionales a los demás son prueba de ello.

Una organización permite ahorrar tiempo, en la medida que sus objetivos sean claros y que esté definido el orden de trabajo. En este sentido debe destacarse que cada organización debe realizar una serie de procesos, a veces simultáneos y a veces sucesivos.

Una empresa productiva, por ejemplo, debe considerar los tiempos necesarios para el desarrollo del producto atento a las demandas de los ciudadanos, sin olvidar con ello la necesidad de atender a sus obligaciones y derechos de una empresa en relación a terceros. Por esto sucede que la organización debe determinar claramente la coordinación de cada una de las etapas, pues sin ella podría echarse a perder el esfuerzo o el tiempo de muchos de los participantes.

El ambiente interno y externo

Durante mucho tiempo, el análisis de la estructura organizacional se limitó a la satisfacción de los objetivos, diferenciándolos entre los de corto y largo plazo, en general orientados a la actividad privada en la que la prioridad es la maximización de los beneficios.

Sin embargo, dentro de la administración de las organizaciones fueron surgiendo distintas corrientes, muchas de las cuales se centran en los individuos que las componen. Esto se apoya en el concepto de que los recursos materiales, económicos, los derechos y las obligaciones que tienen las organizaciones no son nada sin las personas que los sostienen.

Así como un mal grupo puede arruinar una organización que esté en condiciones de solvencia y eficiencia, otro bueno puede superar situaciones adversas y hacer que mejore su situación. Es entonces que surgió la idea del ambiente organizacional, la forma en la que se relacionan los miembros de una organización, ya no de cara a los objetivos a corto o a largo plazo sino entre sí, con la certeza de que esto influirá considerablemente sobre la acción organizacional.

También se denomina de este modo a la relación entre la organización y el medio que la rodea en su exterior, destacando aquí a las condiciones medioambientales, políticas, económicas, tecnológicas, culturales y legales. Es muy importante que cualquier organización tome dimensión del espacio que la rodea, especialmente las que tienen como objetivo satisfacer las necesidades de los miembros de la sociedad.

Organizaciones no gubernamentales

Las organizaciones no gubernamentales tienen una composición diferente, pues su objetivo no es el de brindarle un servicio a los miembros de la sociedad individualmente, sino a un grupo de personas que se organizan con un objetivo que apunta a alcanzar el bien común. Es decir que las organizaciones de este tipo tienen la intención de mejorar las condiciones de vida de todos los ciudadanos en conjunto, más allá de los que la componen y participan de sus actividades.

Este cambio podrá ser de desarrollo socioeconómico, medioambiental o de derechos humanos. Por otra parte, en su nombre se aclara que este tipo de organizaciones no busca recibir financiación ni depender de los gobiernos, pues requiere accionar bajo completa libertad y de forma apolítica.

Tampoco se espera que una organización de este tipo reciba financiamiento de empresas, especialmente de las que podrían colisionar con su actividad, como sucede en el caso de las organizaciones medioambientales. Para poder evitar estos financiamientos deben realizar una fuerte tarea de concientización y de difusión de su propuesta en la sociedad, tarea que muchas veces resulta dificultosa para sus miembros.

La sociedad como organización

La sociedad misma es una organización. La mayoría de los países del mundo han elegido la institución del Estado y la de la Ley para determinar los lineamientos del funcionamiento y marcar las reglas de convivencia, cuestión que trajo debates teóricos de los más importantes en la historia humana, en donde se destacaron personalidades como Max Weber y Thomas Hobbes.

La política y la ambición por el poder son elementos centrales de esta organización, pero tampoco es tan lineal como eso: existen muchas estructuras de poder por fuera de la que aparentemente sería la única legal, como puede ser según la región el poder económico, el poder religioso o el poder militar.

La participación de los miembros de la sociedad en las decisiones de todo el orden puede realizarse por medio de la democracia representativa, en la que se eligen a los redactores y ejecutores de las Leyes, o por medio de mecanismos alternativos de participación política, más o menos comunes en distintas partes del mundo.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Clasificaciones (2017). "Importancia de la organización". Recuperado de: http://www.tiposde.org/general/905-importancia-de-la-organizacion/