Concepto de energía

¿Qué es la energía?

Si tomamos la definición más general de la palabra energía, debemos decir que se trata de la capacidad que tiene un cuerpo para generar un movimiento o un trabajo o que tiene un elemento para llevar a cabo una transformación. No obstante, va a depender fundamentalmente del campo en el que se aplique, el sentido y el significado que este término pueda adoptar.

La energía según su contexto

1. Economía

Desde el punto de vista de la economía, la energía constituye un recurso que permite a ciertas industrias obtener un rédito económico a través de su transformación y comercialización como servicio.

2. Física

Otro ámbito en donde es usada constantemente es la física, donde es considerada una magnitud vinculada al estado de dinamismo de un sistema cerrado. De este modo, además, una de las leyes de esta ciencia establece que la misma va a permanecer en forma constante y pareja en el tiempo. Según la física, es capaz de generar no solo cambios físicos, sino también es capaz de transformarse y transmitirse mediante diferentes procesos.

Dentro de la física podemos encontrar algunos de los tipos de energía más conocidos y utilizados. Por ejemplo, desde la energía mecánica se derivan la cinética, que es la utilizada para realizar movimientos; y la potencial, es decir la vinculada a una posición  dentro de campos conservativos.

Otro aspecto de la energía física, esta dado dentro de la electromagnética, donde encontramos clasificadas la energía calórica, y la energía eléctrica; fundamentales para nuestra vida diaria. La calórica es aquella que se desprende de un material que sufre una reacción química de oxidación; según el material será la cantidad de energía que pueda obtenerse.

Por otra parte, la eléctrica es el resultado de una corriente eléctrica generada que se da en la relación de dos puntos con diferentes potenciales. Este tipo de energía tiene la extraordinaria capacidad de transformarse en muchos otros tipos, como por ejemplo la energía lumínica, que nos permite tener luz artificial en casas y edificios.

3. Química

Desde el punto de vista químico, podemos encontrar la energía de enlace como la más importante. Se trata de aquella que se guarda en los enlaces químicos, generados por reacciones químicas, de un elemento.

La energía como recurso

Otro modo completamente distinto de explicar la energía es como recurso, manera por la cual pueden distinguirse una serie de tipos cuyos nombres estarán vinculados a la fuente de la cual se obtiene. A su vez, estos tipos deben ser clasificados perteneciendo a dos grandes grupos que le darán una característica fundamental, los renovables y los no renovables:

1. Energía renovable

Dentro de las renovables, es decir, de aquellas capaces de ser regeneradas en cuantas ocasiones se quiera, podemos encontrar la energía solar, la eólica, la hidráulica, la geotérmica y la mareomotriz, entre otras.

Por ejemplo, la solar, quizás una de las más conocidas, es aquella que se obtiene a partir de las ondas electromagnéticas que desprende el sol. Mientras que de otro modo, la hidráulica es aquella obtenida gracias a la energía cinética y potencial encontradas en las corrientes de agua; y la eólica de las corrientes de aire, o el viento.

2. Energía no renovable

En el caso de las fuentes de energía no renovables, es decir aquellas que una vez agotadas no pueden ser regeneradas natural ni artificialmente; se destacan como las tres más importantes, el petróleo, el carbón y el gas natural.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Clasificaciones (2017). "Concepto de energía". Recuperado de: http://www.tiposde.org/general/918-concepto-de-energia/