Significado de silogismo

¿Qué es un silogismo?

Se conoce como silogismo (del latín syllogĭsmus) a una forma de razonamiento deductivo que se compone de tres proposiciones: dos premisas y una conclusión, donde ésta última es una inferencia deductiva de las dos primeras.

Mientras que a la primera premisa se la llama premisa mayor, a la segunda se la denomina premisa menor. Es importante tener en cuenta que los silogismos son formas de razonamiento lógico, por lo cual las conclusiones a las que se llega pueden no ser verdaderas, más allá de que el razonamiento sea válido.

Los silogismos son una parte importante de la lógica, ya que permiten pasar de verdades conocidas a verdades ignoradas, yendo de lo general a lo particular (de ahí su carácter deductivo).

Origen de los silogismos

Los silogismos fueron formulados por primera vez por el filósofo griego Aristóteles, quien consideraba que la lógica era una cuestión de relación entre diferentes términos que se separan o se unen en los juicios lógicos (o juicios aristotélicos).

Cada juicio de este tipo implica dos términos, a los que se denomina sujeto y predicado respectivamente. Los silogismos aristotélicos fueron recopilados en “El Organon”, una obra lógica que forma parte de los libros llamados Primeros Analíticos. No obstante, Aristóteles nunca consideró a los silogismos como parte de la lógica, ya que éste último término fue introducido por los filósofos estoicos.

Tipos de silogismos

Los silogismos se clasifican en cuatro figuras diferentes, con tres términos, lo cual da lugar a 256 tipos de silogismos en total, de los cuales solamente 19 son considerados legítimos.

Algunas de estas categorías son:

  • El silogismo compuesto, donde la premisa mayor es una proposición compuesta mientras que la premisa menor afirma o niega la anterior.
  • El silogismo condicional, donde la premisa mayor establece una proposición de tipo condicional y la premisa menor afirma algo de manera categórica.
  • El silogismo disyuntivo, donde la premisa mayor plantea una disyuntiva y la premisa menor afirma o niega una de las dos alternativas.

Ejemplos de silogismos

Los silogismos se componen de tres proposiciones, las cuales incluyen un término medio, que es común a las dos premisas y que se excluye en la conclusión, y dos extremos. Un ejemplo de silogismos puede ser: “Todos los seres humanos son mortales/ Juan es un ser humano/ por lo tanto, Juan es mortal”. En este caso, “ser humano” es el término medio, que se encuentra en ambas premisas pero no en la conclusión

También podemos considerar los siguientes: “Todos los perros ladran/ Boby es un perro/ por lo tanto, Boby ladra” y “Todos los hombres son inteligentes/ todos los seres inteligentes son felices/ por lo tanto todos los hombres son felices”.

Mientras que en el primer caso se trata de un silogismo válido con premisas verdaderas (al que se llama razonamiento apodíctico), en el segundo se trata de un silogismo válido pero con premisas falsas.

Otro ejemplo a considerar sería el siguiente: “O el dos es un número par o es un número impar/ el dos es un número par/ por lo tanto el dos no es un número impar”. Aquí estamos frente a un caso de silogismo disyuntivo.


Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Clasificaciones (2017). "Significado de silogismo". Recuperado de: http://www.tiposde.org/general/995-significado-de-silogismo/