Significado de sublimación

¿Qué es “sublimación”?

El término sublimación (del latín sublimatio, que significa “elevación”, y que a su vez deriva del verbo sublimare, que significa “enaltecer” o “elevar”) refiere al acto y el efecto de sublimar una cosa o persona. Se entiende por sublimar el ensalzar, engrandecer, resaltar o magnificar a una persona o a su vida.

La sublimación también refiere al proceso físico mediante el cual se pasa una sustancia desde el estado sólido hacia el estado gaseoso o vaporoso, sin pasar por el estado líquido.

La sublimación en Química

En las ciencias químicas, la sublimación (también llamada volatilización) consiste en un proceso de cambio de estado de la materia, en la cual un compuesto o sustancia que se encuentra en una forma sólida pasa directamente al estado gaseoso, sin pasar por el proceso intermedio de fusión (de sólido a líquido).

Un ejemplo común de este proceso es el que se da en el comúnmente llamado hielo seco, que a temperatura y presión ambientes, se convierte directamente en vapor.

La sublimación se produce porque en determinados intervalos de presión (que varían según la sustancia de la que se trate), la energía que recibe un sólido permite que las moléculas que lo componen se liberen de forma libre de cualquier interacción, transformándose en gas.

A veces también se denomina sublimación al proceso de cambio de estado inverso, es decir, el pasaje del estado gaseoso al estado sólido sin pasar por el estado líquido, pero es más común que este proceso sea denominado como deposición, cristalización, sublimación inversa o sublimación regresiva.

Algunas posturas científicas sostienen que la sublimación no es en realidad un estado real, ya que, a pesar que no se pueda detectar, siempre hay un pasaje intermedio por el estado líquido.

El ciclo de agua y la sublimación

El agua que existe sobre la superficie terrestre se encuentra presente en los tres estados: sólida (en el hielo), líquida (en los ríos, mares y océanos) y gaseosa (en las nubes). Se conoce como ciclo del agua o ciclo hidrológico al proceso continuo por el cual el agua terrestre pasa sucesivamente por estos tres estados.

Dos factores fundamentales que permiten la existencia de este ciclo son la fuerza de gravedad del planeta Tierra, que orienta la circulación del agua, y la radiación solar, que proporciona la energía térmica necesaria para desencadenar los cambios de un estado a otro.

El agua pasa al estado gaseoso debido a la acción del Sol, para volverse vapor y formar nubes, que luego generaran precipitaciones y devolverán el agua en estado líquido a la superficie. Esta generación de vapor se produce no solo a partir de la evaporación directa y la transpiración de las plantas y los animales, sino también por la sublimación directa del agua helada.

La sublimación en psicología

El término sublimación también tiene un significado particular en la psicología, donde hace referencia a un mecanismo de defensa del aparato psíquico que reemplaza un objeto de deseo con carga sexual por un objeto diferente, que es despojado de su contenido sexual al pasar por la conciencia.

Este cambio permite reemplazar a nivel consiente los objetos de deseo instintivos (y por lo tanto moralmente inaceptables) por objetos de deseo que puedan ser socialmente aceptados, reprimiendo los primeros.

El concepto fue desarrollado por Sigmund Freud en sus trabajos psicoanalíticos, quien planteaba que esta sublimación de los instintos sexuales primarios en nuevos objetos de deseo socialmente aceptables es la base de los progresos culturales de la especie humana.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Clasificaciones (2017). "Significado de sublimación". Recuperado de: http://www.tiposde.org/general/996-significado-de-sublimacion/