A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Enviar por email


Tipos de fuentes de información


Una fuente es aquella persona que de manera activa y voluntaria le brinda información a un periodista, aunque haya excepciones. También se le llama fuente a todo depósito de información de cualquier índole a la que el periodista pueda  acceder y consultar.

Las fuentes pueden ser clasificadas de distintas maneras: 

Según su temporalidad:

  1. Asiduas: estas fuentes son consultadas frecuentemente por el periodista, estableciendo una relación habitual. Aquí se pueden ubicar los centros de documentación y los confidentes, o sea, fuentes abiertas a todo el público o bien, alguien de confianza.
  2. Ocasionales: a estas fuentes el periodista acude para obtener información en una determinada circunstancia, para poder seguir adelante en la investigación. Raramente el periodista vuelve a consultarlas. Dentro de este tipo de fuentes se encuentran los informantes. 

Según el contenido informativo:

  1. Generales: estas fuentes son consultadas por los periodistas para adquirir información sobre un amplio campo del saber.
  2. Puntuales: estas fuentes, en cambio, le brindan al periodista información de carácter específico. 

Según cuestiones éticas:

  1. Voluntarias: estas fuentes le brinda información de forma voluntaria y activa al periodista.
  2. Involuntarias: en estas, la fuente termina proveyendo información debido a que recibió alguna amenaza u opresión.

Según la estructura comunicativa:

  1. Públicas: estas son accesibles para todos los periodistas, suelen ser oficinas pertenecientes al Estado o Gobierno.
  2. Privadas: a estas fuentes, en cambio, sólo tienen acceso un limitado grupo de periodistas y esto depende de la voluntad y disponibilidad que tenga la fuente para proveer información. Suelen ser oficinas de prensa pertenecientes a alguna empresa o entidad privada.
  3. Confidencial: estas fuentes son más restringidas aún. Aquí se ubican los infiltrados y confidentes. 

Según la relación con el hecho a investigar:



  1. Implicadas: estas fuentes son testigos o protagonistas del hecho es por esto que de alguna manera se ven afectadas por el mismo. Aquí podemos encontrar dos subcategorías. Las fuentes favorables que son aquellas que se verían beneficiadas por la publicación de la investigación del hecho. Es por esto que suelen encontrarse dispuestas a darle información al periodista y a colaborar a lo largo de toda la investigación. Las fuentes desfavorables, en cambio, son las que al publicarse la investigación se ven perjudicadas. A causa de esto, el periodista debe contactarlas inmediatamente, para que no preparen un discurso que los beneficie.
  2. Ajenas: estas fuentes, si bien no tienen relación directa con el hecho a investigar, pueden ofrecer datos que enriquezcan la investigación. Aquí también existen dos categorías. Las fuentes técnicas, que son aquellas que, si bien no tienen relación directa con el hecho, pueden tener una visión especializada del tema, que ayuda a enriquecer y a aclarar la investigación. Las fuentes neutrales no tienen relación directa con el hecho pero también pueden aportar datos ya que pueden conocer a la gente involucrada. 

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.


Artículos Relacionados: