A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Enviar por email


Tipos de textos informativos


Por medio de los textos informativos el emisor logra dar a conocer a su receptor una determinada situación, circunstancia o hecho sin que queden expresadas las emociones o deseos de quien lo emite. Por otro lado, estos textos no apelan ni a la emoción ni al entretenimiento, sino que se limitan a dar a conocer algo.

Los tipos de textos informativos que existen son:

Noticia: por medio de este, un acontecimiento reciente, que se desea que adquiera carácter público, es relatado. La información contenida en este texto resulta totalmente ajena a quien la redacte y debe ser presentada de la forma más veraz y objetiva posible. Las partes que componen a una noticia son: la volanta, que compuesta por una sola palabra o una frase muy breve,  intenta transmitir una idea que sea central en el texto que viene a continuación. Luego de esta se coloca el título que debe ser una especie de anzuelo para el lector, es decir, debe tratar de atraparlo. En él se coloca la esencia de la información, que a continuación será desarrollada. En la bajada se amplía aquello que fue colocado en el título de forma sintética. Estas tres primeras partes deben colocar la información suficiente para que el lector tenga una idea del hecho, que lo comprenda aunque sin adquirir detalles. Luego de este viene el lead, es decir, el primer párrafo del cuerpo de la noticia. Aquí se condensa la información más importante de la noticia, por lo que se debe responder a las preguntas ¿Qué? ¿Quién? ¿Cuándo? ¿Dónde? y ¿Por qué? Finalmente se coloca el cuerpo en el que la información es profundizada y detallada. Generalmente aquí la información es colocada en orden de importancia, es decir, se relata  comenzando por lo más importante y se termina con los datos de menor trascendencia. A esta estructura se la conoce bajo el nombre de pirámide inversa.

Informe: se caracteriza por poder ser redactado de múltiples formas, siendo mucho más flexible y desestructurado que los otros casos. A pesar de esto, presenta ciertas partes inherentes a su redacción. Una de ellas es la fecha en la que el informe fue escrito. Esta, puede ser acompañada por la ciudad en la que el informe fue confeccionado pero no es una obligatoriedad. Otra de las partes que siempre está presente en el informe es el título, compuesto por una frase en la que debe ser sintetizado el tema que se dará a conocer. El cuerpo es la parte del texto en la que dicha información es colocada. Esta siempre debe ser completa y presentar la mayor cantidad de detalles y fundamentos posibles. Su estilo debe ser sintético y lo más objetivo posible, tratando de dejar de lado las percepciones personales del emisor.  Lo ideal es que el autor del texto sea identificado por medio de su firma, por lo que esta parte también suele estar presente en la mayoría de los informes.

Carta formal: este tipo de cartas son las enviadas a medios de comunicación, autoridades o personas desconocidas y que requieren cierta formalidad y tienen como objetivo transmitir alguna información. Las partes que posee este tipo de texto informativo son: la fecha, que se coloca al principio de la carta en cualquiera de los dos márgenes y va acompañada por el lugar desde el que se la envía. Luego de esto se coloca el encabezado, donde se aclara a la persona a la que la carta va dirigida junto con el puesto que ocupa. Generalmente esta parte es finalizada con la palabra presente pero esto no es obligatorio. A continuación se coloca el saludo, que debe ser formal y cortés a la vez. El primer párrafo, conocido como la introducción transmite la información necesaria para lograr comprender el resto de la carta. Luego de esto se coloca el cuerpo en el que en numerosos párrafos se detalla el porqué de la carta. La información aquí debe ser clara, concisa y completa. A esto le sigue la despedida que finaliza la carta de forma cortés luego de haber hecho una breve síntesis de la información más importante del texto. Finalmente se coloca la firma que incluye el nombre del emisor y alguna aclaración pertinente, como cargo o número de documento, según el motivo de la carta.



Memorándum: también conocido bajo el nombre de memo, se aproxima bastante a una carta, con la diferencia de que es más abreviado y presenta partes diferentes, que son: título, encabezado, saludo, cuerpo, despedida, firma y fecha.

En el título se suele colocar la palabra memo o memorándum en el centro y al principio de la página. En el encabezado se coloca quién lo escribe, a quién va dirigido y la referencia, es decir, de qué se trata el memo. En el saludo se vuelve a colocar el nombre del destinatario. A continuación se coloca el cuerpo, en donde se expresa, de forma breve y coherente, aquello que se quiere dar a conocer. Luego se pone la despedida, que depende de la relación que exista entre el emisor y el receptor, pero siempre debe transmitir cordialidad. Luego de esto el emisor vuelve a colocar su nombre en la firma. Todo memo debe incluir necesariamente la fecha, que puede ser colocada al comienzo o al final del texto.

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.


Artículos Relacionados: