Concepto de perseverancia

¿Qué es la perseverancia?

La perseverancia es la capacidad para seguir adelante a pesar de los obstáculos, las dificultades, el aburrimiento, la frustración o el desánimo que va surgiendo en la medida en que los resultados buscados no aparecen.

En cualquier aspecto de la vida las personas están motivadas por objetivos y proyectos, que a veces no son fáciles de materializar, y se requiere mucho tesón y constancia, para no dejarse vencer por los tropiezos y las adversidades o contingencias que tarde o temprano se presentan.

La perseverancia, ¿la clave del éxito?

Suele decirse que la perseverancia es la clave del éxito, pero parece especialmente interesante saber cuándo perseverar es verdaderamente valioso y constructivo, ya que el límite entre perseverancia y obstinación puede volverse sutil, y no es sano persistir en ideas, pensamientos o acciones que no conducen a nada positivo. Siempre es posible aprender de los propios errores, y se debe tener el sentido común y el instinto necesarios para saber cuándo dejar de insistir en algo equivocado.

La perseverancia implica aceptar que uno se puede equivocar, y también que no todo en la vida será del modo en que uno quiere. Parece simple, pero frecuentemente a las personas nos es difícil aceptar esas cuestiones, especialmente cuando somos niños. Es por ello que aprender a perseverar forma parte del proceso de aprendizaje de la persona.

No todo lo que se desea se consigue de inmediato (incluso puede que no se consiga nunca), de modo que el individuo debe estar preparado para afrontarlo. La fortaleza interna y la confianza en uno mismo son complementos fundamentales de la perseverancia, ya que quien no está seguro de sus propias virtudes y no tiene confianza en ellas está muy expuesto a debilitarse emocionalmente ante los primeros indicios de un fracaso.

La perseverancia en las relaciones personales

La perseverancia es imprescindible en las relaciones interpersonales, en donde se ponen en juego valores, intereses y formas de pensar que, en muchos casos, no coinciden. La interacción permanente con la misma persona (un compañero de trabajo, un miembro de la familia, incluso la pareja) inevitablemente producirá fricciones: en esos momentos se demuestra la capacidad de escuchar al otro y de perseverar en la intención de mantenerse unidos, por sobre todo lo demás.

Tal vez los ejemplos más representativos de la perseverancia se encuentren en los deportistas: la vida de las personas que quieren dedicarse a un deporte de manera profesional suele ser muy dura y llena de frustraciones, y a menudo se someten a grandes esfuerzos y privaciones.

Además, el mundo del deporte no da lugar a que todas las personas que tienen la ilusión de llegar a lo más alto consigan hacerlo, y en muchos casos, el esfuerzo tan grande no da sus frutos hasta varias décadas después. Por ejemplificar la situación, sabemos que los acróbatas o los lanzadores de disco se preparan día y noche durante cuatro años solo para presentarse en los Juegos Olímpicos, en donde solo en unos segundos deberán demostrar lo que trabajaron, sabiendo que solo uno de ellos se quedará con la gloria. La persistencia de algunos deportistas en el trabajo duro es realmente admirable, digna de imitación.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Clasificaciones (2017). "Concepto de perseverancia". Recuperado de: http://www.tiposde.org/psicologia/1006-concepto-de-perseverancia/