Significado de autoestima

¿Qué es la autoestima?

La autoestima es una valoración positiva o negativa, de la propia persona, de carácter emocional. Es un concepto propio de la psicología, que también se utiliza de manera cotidiana en el lenguaje común.

La autoestima implica fundamentalmente un sentimiento, que puede expresarse o condicionar los procesos de pensamiento y racionalización.

Componente de la autoestima

La autoestima es un estado emocional que se construye sobre una imagen mental de uno mismo (la autorrepresentación), y que afecta directamente la motivación de la que una persona dispone para actuar.

En cuanto al primer elemento, la autoestima está estrechamente vinculada con la imagen mental que una persona tenga de sí misma, tanto en el plano físico, como en el intelectual y relacional.

En términos generales, la mayor o menor importancia que se le den a los defectos y a las virtudes en la auto representación, así como a la capacidad que se tenga para relacionarse exitosamente con otras personas, afectarán el nivel de autoestima que se tenga en un momento dado.

La autoestima tiene una fuerte impronta en relación a la motivación personal a la hora de actuar, y la concepción que una persona tiene de sí misma, suele variar en determinados momentos de la vida, por ejemplo durante la adolescencia (en que se vuelve de suma importancia la opinión y aceptación del grupo de pares) o tras una fuerte crisis emocional (un divorcio, un fracaso laboral, etc.)

Tipos de autoestima

A grandes rasgos, se pueden destacar dos tipos de autoestima, la baja autoestima y la alta autoestima, que simplifican las caracterizaciones psicológicas que las personas tienen de sí, y que pueden coexistir en una misma persona. Por ejemplo, una persona puede considerarse muy atractiva físicamente y tener alta autoestima en ese aspecto, pero a la vez considerarse poco exitosa laboralmente y tener baja autoestima en esa otra dimensión de su vida.

1. La baja autoestima implica un sentimiento negativo hacia uno mismo, generalmente expresado en inseguridad de las propias capacidades, insatisfacción emocional con la vida que se lleva y una muy alta dependencia emocional de la opinión que otros tengan de uno mismo.

En muchos casos, cuando la baja autoestima se vuelve un estado emocional crónico, puede derivar en conductas pesimistas y derrotistas y eventualmente en depresión o en trastornos de conducta (tales como obsesiones, bulimia, anorexia, adicciones).

2. La alta autoestima, por el contrario, se caracteriza por la confianza en las propias habilidades y virtudes, y una gran tolerancia a los riesgos y desafíos.

No obstante, la alta autoestima también implica riesgos, ya que puede llevar a un exceso de confianza, a sobrevalorar las posibilidades que se tiene de superar desafíos, poniéndose en peligro o corriendo riesgos innecesarios.

Las necesidades de autoestima

La autoestima ha sido estudiada por numerosos psicólogos e investigadores de las emociones. El psicólogo Abraham Maslow, al elaborar la llamada jerarquía de necesidades humanas, distinguió cinco áreas en las cuales las personas deben encontrar satisfacción para poder ser felices:

  • Necesidades fisiológicas (alimentarse, beber, descansar)
  • Necesidades de seguridad (protección frente a las amenazas, seguridad física)
  • Necesidades de aceptación social (amistad, afecto, amor)
  • Necesidades de autoestima (respeto, éxito laboral o profesional, confianza en uno mismo)
  • Necesidades de autorrealización (creatividad, imaginación)

Artículos Relacionados:

Cómo citar este texto

Enciclopedia de Clasificaciones. (2016). Significado de autoestima. Recuperado de: http://www.tiposde.org/psicologia/956-significado-de-autoestima/