Significado de hostil

¿Qué es “hostil”?

Hostil (del latín hostilis, enemigo de guerra) es una actitud que una persona puede tener hacia otra, caracterizada por la enemistad, el rechazo, la antipatía e incluso la agresión. Una persona hostil hacia otra es aquella que se posiciona en la situación de enemigo, que rechaza la comunicación y la cooperación.

La hostilidad se da tanto en el plano emocional (sentimientos negativos de rechazo o agresión) como en el cognitivo (se justifica racionalmente la inferioridad o la peligrosidad del otro).

También se suele designar como persona hostil a aquella que se vuelve un enemigo público o enemigo de Estado, que es todo aquel que se encuentra en una posición de agresión hacia la autoridad o la existencia misma de las autoridades estatales.

La persona hostil

Más allá del hecho de que toda persona puede tener una actitud hostil hacia otra en determinado momento o situación, ciertos tipos de personalidades psicológicas hacen más proclive a las personas a este tipo de conducta.

Personas con frecuentes estados emocionales negativos tales como el enojo y el desprecio, que son sumamente irritables, con poca capacidad de ser paciente y que tienen una actitud impulsiva, tienden a establecer relaciones con los demás que frente a cualquier problema o desacuerdo derivan en una actitud hostil.

Las personas que presentan este tipo de personalidad suelen ser más propensos a sufrir problemas cardiovasculares, a padecer problemas de presión arterial, complicaciones digestivas y úlceras, ya que la conducta hostil implica una intensa activación del sistema endócrino del organismo y un incremento en los niveles de ciertas clases de hormonas que generan agresión y estrés.

El grupo hostil

La actitud hostil también puede darse por parte de un conjunto de personas, que generalmente comparten ciertas concepciones y representaciones negativas sobre otros. Un grupo con una identidad muy cerrada y hermética también puede establecer una conducta hostil hacia todo miembro externo, que es percibido como una amenaza para la integridad o los objetivos del grupo.

Un ejemplo básico de este tipo de grupo son las sectas: sean de tipo religioso, político o racial, estas agrupaciones tienden a categorizar a ciertas personas (no creyentes, personas de otras etnias, personas con una ideología diferente) como enemigos. Y se vinculan con ellos a través de una conducta hostil, que puede desembocar en la incomunicación, la agresión, la marginalización o incluso el exterminio.

La hostilidad y la violencia

La actitud hostil, al entrañar sentimientos y emociones negativos hacia otros, suele basarse en una serie de  prejuicios (representaciones sobre lo que los otros son o lo que los otros hacen que no se sostienen en ninguna evidencia empírica) que encierra a la persona en una conducta cerrada y estática.

Esto suele derivar, frente a la frustración, la incitación o la provocación en diferentes formas de violencia, que pueden ir desde lo verbal (tales como insultos y humillaciones) hasta lo físico (golpes, tortura, asesinato), incluyendo diferentes formas de violencia simbólica.

Artículos Relacionados:

Cómo citar este texto

Enciclopedia de Clasificaciones. (2016). Significado de hostil. Recuperado de: http://www.tiposde.org/psicologia/959-significado-de-hostil/