Tipos de grasas

Las grasas son compuestos orgánicos que conforman la fuente de energía de los alimentos. Estas forman parte del grupo de sustancias conocidas bajo el nombre de lípidos y están compuestas por hidrógeno, oxígeno y carbono. En la naturaleza, las grasas se encuentran en forma sólida o líquida y las hay de distintas clases:

Grasas saturadas: en estas cada átomo de hidrógeno se encuentra unido a uno de oxígeno. Las grasas saturadas son las que causan distintos problemas de circulación y  también colesterol, es por esto que dietéticamente se las considera negativas. Se las adquiere de alimentos de origen animal, como la leche y sus derivados sin desnatar, como yogures y quesos, y de la carne. Una forma de distinguir este tipo de grasas es observar que a temperatura ambiente permanecen sólidas. En el caso de los vegetales, estas grasas casi no están presentes, salvo excepciones como el aceite de coco y de palma.

Grasas insaturadas: estas grasas carecen de átomos de hidrógeno y, a temperatura ambiente, son líquidas. Dietéticamente hablando, son buenas, a diferencia de las anteriores, ya que controlan enfermedades en el corazón y también al colesterol. Las grasas insaturadas se dividen en:

  1. Grasas monoinsaturadas: estas, como carecen de átomos de hidrógeno lo sustituyen con uno de carbono adicional. Al enfriarlas, estas grasas se vuelven más espesas y se las encuentra por ejemplo, en el aceite de cacahuate y en el de oliva.
  2. Grasas poliinsaturadas: estas grasas, sustituyen el átomo faltante de hidrógeno por dos de oxígeno adicionales. Al enfriarse, las grasas poliinsaturadas permanecen líquidas y se las encuentra por ejemplo en aceite de soja, de pescado, de avellana y de semillas de girasol.

Ácidos grasos-trans: estas son grasas insaturadas que se han sometido a un proceso de hidrogenación que transforma su textura en una con menor fluidez. Se las transforma para generar productos alimenticios con mejor aspecto y que se conserven por más tiempo. El proceso de hidrogenación hace que las grasas insaturadas se conviertan en ácidos grasos-trans, que terminan actuando como si fueran grasas saturadas, que causan problemas de circulación y colesterol. Estos se los encuentra en alimentos como papas fritas, margarina, galletas y pasteles.



Artículos Relacionados:

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.
Cómo citar este texto:

Enciclopedia de Clasificaciones. (2016). Tipos de grasas. Recuperado de: http://www.tiposde.org/salud/455-tipos-de-grasas/