A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Enviar por email


Tipos de quemaduras


A aquellas lesiones ocasionadas por agentes térmicos, químicos y físicos y que afectan a la piel y otros tejidos se las conoce bajo el nombre de quemadura. Se las puede clasificar de varias maneras, algunas de ellas son:

Según el grado de gravedad y la penetración sobre la piel:

Quemadura de primer grado: esta quemadura sólo afecta a la capa más externa de la piel, la epidermis. Es por esto que es una lesión superficial. Los síntomas que presenta son: hinchazón de la piel, sequedad, enrojecimiento y dolor.

Quemadura de segundo grado: estas quemaduras, además de lesionar a la epidermis, afectan una porción de la dermis. Quien padece una quemadura de segundo grado presenta síntomas como hinchazón, ampollas, dolor, enrojecimiento, sensibilidad al aire y pérdida de piel.

Quemadura de tercer grado: en este tipo de quemadura la dermis y la epidermis quedan destruidas, es por esto que se habla de quemaduras totales. Estas destruyen las terminaciones nerviosas y también pueden llegar a afectar a los huesos, tendones y músculos. La zona afectada queda de color blanco o carbón. Los síntomas que tienen quienes padecen estas enfermedades son, entre otros, edema, grasa expuesta, piel seca, que adquiere un color café, blanco o negro y eliminación de piel. Además, esta quemadura se caracteriza por ser indolora, a causa de la destrucción de los nervios.

Quemadura de cuarto grado: estas quemaduras dañan a los huesos y músculos. No solo pueden ser producto del contacto con líquidos calientes, fuego, electricidad, sino también por frío o congelación.

Según sus causantes, las quemaduras pueden ser:

Eléctricas: son aquellas quemaduras ocasionadas por el contacto con corriente eléctrica, ya se continua o alterna.

Químicas: son aquellas quemaduras producidas por la exposición con detergentes, disolventes, ácidos, etcétera.

Por radiación: estas quemaduras se producen por la exposición a radiaciones como los rayos X o ultravioletas.



Térmicas: estas se producen por el contacto directo con líquido hirviendo, metales calientes, fuego o vapor. Pueden ocasionar la carbonización de las células e incluso la muerte.

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.


Artículos Relacionados: