A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
  • Twitter
  • Facebook
  • Google Plus
  • Enviar por email


Tipos de cáncer más comunes


El concepto de cáncer hace referencia al conjunto de enfermedades que se caracterizan por la alteración de las células, convirtiéndose estas en algo muy peligroso para el organismo.

Existe una enorme variedad de cánceres, algunos de los más comunes son:

Cáncer de piel: en este caso las células cancerígenas crecen en cualquiera de los estratos de la piel. Generalmente las personas que se ven más afectadas son aquellas que poseen un color de piel muy claro y han estado muy expuestos al sol, sobre todo durante la infancia y si sufrieron muchas quemaduras a causa del sol. Si bien puede originarse en cualquier parte de los tejidos cutáneos, lo más común es en las manos, cuello, brazos y cara.
Es uno de los que más se produce de todos. Se estima que son descubiertos un par de millones de personas que padecen la enfermedad todos los años.
Pueden  ser distinguidos dos:

  1. No melanoma: la mayoría de los casos detectados pertenecen a este tipo de cáncer. Su nombre se debe a que su formación no se origina en las células que contienen el pigmento.
  2. Melanoma: recientemente el número de estos casos ha aumentado de manera extraordinaria, se ha duplicado en el caso de las mujeres y triplicado en hombres.

Algunas formas de reconocer el cáncer de piel es mediante mutaciones en la misma, protuberancias, aparición de manchas, deformación en lunares etc.

Cáncer de mama: este cáncer es producido por un desarrollo fuera de lo normal de células en el tejido de las mamas.
Las mamas están compuestas por varias glándulas que ayudan a la producción de leche. Estas son llamada lobulillos y lóbulos. Uno de los que más se produce es de denominado Carcinoma Ductal y se produce en las mencionadas glándulas.
Las personas que padecen esta clase de cáncer generalmente lo sufren a una avanzada edad, cuando el primer parto fue de mayor o nunca tuvo hijos, el consumo de ciertas hormonas, la primera regla siendo muy pequeña y antecedentes genéticos. Se estima que un alto porcentaje de personas que padecen la enfermedad tuvieron antecedente familiares, dicho porcentaje varía entre el cinco y diez por ciento.

Cáncer de próstata: tal como lo indica su nombre este cáncer se produce en la glándula de la próstata, las células crecen de una forma extraordinaria. Una de sus consecuencias es que no permite que la orina pueda ser eliminada con normalidad ya que la próstata ejerce presión sobre la uretra y la vejiga. Si bien frecuentemente este tipo de células se desarrollan en forma muy lenta, en ciertos casos lo hacen de manera muy rápida, incluyendo la posibilidad de propagación del tumor a través de los vasos linfáticos.

Cáncer de pulmón: en la mayoría de los casos esta clase de cáncer se produce en las mismas células pulmonares, pero cabe la posibilidad que sea originado por metástasis, es decir que el tumor se haya propagado por el organismo, alcanzando los pulmones. Es el que se da con mayor frecuencia, produciendo la mayor cantidad de defunciones a causa de la enfermedad del cáncer, junto con el cáncer de mama, pero en este caso sin distinción de sexo.
Las causas pueden ser variadas pero incluyen al tabaco, exposición al gas radiactivo radón, antecedentes familiares, exceso o carencia de vitamina A, exposición a minerales, cigarrillos de marihuana que contienen alquitrán.
Algunos síntomas son silbidos en la respiración, falta de aire, tos recurrente; con sangre, dolores en el tórax, voz ronca, cuello y cara hinchados.



Cáncer de colon: éste crece en la primera parte del intestino grueso. Las células alteradas pueden destruir los tejidos que lo rodean, en caso de alcanzar el torrente linfático es posible que se expandan a prácticamente cualquier órgano del cuerpo. Se cree que se desarrolla de forma muy lenta antes de poder ser detectado.
Este cáncer generalmente crece en personas que hayan superado los cincuenta años de edad, que hayan sufrido otro cáncer como de ovarios, mama o útero, que tengan antecedentes familiares y que lleven una dieta abundante en grasa, sin muchas fibras, acompañados de obesidad o una vida sin mucha actividad física.

Derechos Reservados

© Se permite la total o parcial reproducción del contenido, siempre y cuando se reconozca y se enlace a este artículo como la fuente de información utilizada.


Artículos Relacionados: