Tipos de celulitis

La celulitis es un síndrome clínico que genera cambios en el tejido subcutáneo y conjuntivo dérmico. Este síndrome genera hipertrofia de las células adiposas y alteraciones vasculares, afectado a la estructura del tejido adiposo. Este fenómeno suele desarrollarse en las mujeres y se lo puede clasificar en los siguientes tipos de celulitis:

Edematosa: esta clase de celulitis suele presentarse en adolescentes y jóvenes, aunque ninguna mujer mayor queda exenta de poder padecerla. En el caso de estas últimas, genera piernas gruesas. La celulitis de este tipo se caracteriza por generar piel de naranja a simple vista y suele desarrollarse en los miembros inferiores. Puede presentarse en mujeres que acostumbraban a realizar actividad física y  que luego han abandonado, también en personas sedentarias o que han bajado o subido de peso rápidamente. Los síntomas que padecen las mujeres con celulitis edematosa suelen ser: insomnio, nerviosismo, piel de naranja, deformaciones y zonas que se hunden con facilidad a causa de la falta de tono muscular. También es común el balanceo, al caminar, de la masa celulítica, debilidad, hipotensión, mareos y fatiga constante. Se asocia a edemas blandos, varicosidades y várices.

Generalizada: esta variante de la celulitis es muy común en mujeres que, a causa de desórdenes alimenticios, son obesas. Este síndrome suele presentarse en la etapa de la pubertad y con el paso del tiempo empeora y genera cambios en la apariencia de la mujer sumamente notables ya que se presenta en todo el cuerpo.

Localizada: esta clase de celulitis suele darse en nalgas, tobillos, piernas, brazos, abdomen y en la parte superior e inferior de la espalda. Los síntomas que presenta la persona que padece la celulitis localizada son sensación de pesadez, dolores provocados y espontáneos, importantes edemas y movilidad dificultada.

tipos de celulitis localizada

Dura: la celulitis de esta clase se desarrolla en aquellos tejidos que se encuentran muy firmes y tonificados, por lo que es muy común es bailarinas y deportistas. Este síndrome se hace visible cuando, al pellizcar la piel, aparece lo que se denomina piel de naranja. Esto se debe a la apariencia rugosa y de sequedad de la dermis, ocasionada por la mala alimentación y oxigenación.  Debido a esto, la celulitis dura suele ser seguida por estrías, que se desarrollan  por la ruptura de las fibras elásticas de la piel. A diferencia de la celulitis anterior, en esta la persona no padece dolores provocados ni espontáneos.

Mixta: en la mayoría de los casos, las variantes antes mencionadas no se presentan de forma pura, sino que una misma persona puede padecer más de una de ellas a la vez, es por esto que se habla de celulitis mixta.

Artículos Relacionados:

Cómo citar este texto

Enciclopedia de Clasificaciones. (2016). Tipos de celulitis. Recuperado de: http://www.tiposde.org/salud/600-tipos-de-celulitis/